LA MITOLOGÍA QUE SE HA GENERADO EN TORNO A LA CAÑA VIENE 100% MERECIDA. UNA MULTIFORME QUIMERA DEL CUERPO, SICARIO DE LOS MUCHOS PAGARÉS BIOLÓGICOS QUE FIRMAMOS CON COPETE EN MANO SIN TENER CLARO CÓMO SERÁN COBRADOS. LO QUE SÍ ESTÁ CLARO ES QUE UNA CAÑA VENGATIVA ES CAPAZ DE PONER DE RODILLAS AL MÁS FUERTE DE LOS COMBATIENTES Y PESE A ESTO, AUN ANTE DIABLO CONOCIDO, PERMANECEMOS RETICENTES A SACRIFICAR UNA MILÉSIMA DE CELEBRACIÓN POR SU DISTANTE AMENAZA. A CONTINUACIÓN LA GUÍA SML PARA PASAR LA CAÑA.


Todos los alcoholes dan algún grado de caña, ya que el cerebro y el hígado procesan toda variación del etanol de la misma manera. A mayor % de alcohol, la caña suele ser mayor. La mayoría de los alcoholes son monosacáridos que el hígado debe descomponer para metabolizar. El mezcal, en cambio, es un polisacárido cuya metabolización comienza en la boca, disminuyendo la carga sobre el hígado y reduciendo el tiempo general de metabolización. Un buen mezcal efectivamente no da caña. 

Dependiendo del organismo, el historial de cada cual y la comida con que se acompañe, distintas personas reaccionan de distinta manera a distintos alcoholes. El vino blanco suele tener un factor de caña agregado que afecta el estómago. Esto se debe a que aumenta la secreción ácida del mismo. La regla básica para evitar la caña es el 2×1: cada dos vasos de alcohol, uno de agua al seco. 

Ante la borrachera de golpe, evitar a toda costa irse a dormir. El cese en la actividad física frena el metabolismo y obviamente estanca la velocidad con la que procesamos lo ingerido. Por lo mismo, el after party creámoslo o no, es la mejor prevención para una caña anunciada.


CÓMO ENFRENTAR LA CAÑA

Lo primero: Abrir las ventanas, inhalar y exhalar lentamente, enfocándose en el aire que entra y sale de los pulmones durante cinco minutos. El oxígeno es un estimulante natural que ayuda a dar por iniciado el proceso de superación, lentamente despertando al cuerpo.

Café

En caso de tener que moverse la cafeína (teína, mateína, guaranina) es perfecta, ya que inhibe la captación cerebral de la adenosina, que nos hace sentir cansados y somnolientos. El café es recomendado para el encañado que lo consume habitualmente. Quien no consume café podrá verse perjudicado por su alta acidez, particularmente a nivel estomacal. La cafeína no es un remedio para la caña propiamente tal, sino una herramienta de efecto inmediato para enfrentar el día.

Un pelo del perro que te mordió

Más alcohol. 

Alimentación

La hidratación debe ser acompañada de una alimentación calórica, por lo que es recomendable evitar los alimentos light. Si bien muchos están convencidos que lo mejor para la caña son las cosas fritas, el alcohol rezagado y la fritura son una combinación letal que en la mayoría de los casos despierta la acidez. Se aconseja preferir alimentos de fácil digestión, particularmente en base a cereales.

Fármacos

Las aspirinas, paracetamoles e ibuprofenos son aconsejables únicamente en caso que no se tome alcohol de manera habitual. Además de exigirle más al hígado, pueden resultar en heridas estomacales debido a su alta acidez.

Pepinillos

Curiosamente los pepinillos son uno de los mejores remedios para la caña debido a sus muchos electrolitos que aceleran la recuperación metabólica. Tan certero es su efecto, que en Polonia el jugo de pepinillos es un antiguo remedio casero multipropósito.

Hidratación

La deshidratación es el caballo de batalla de la caña. Se produce ya que el etanol funciona como diurético, haciendo que eliminemos mayores cantidades de agua que lo habitual, dejándonos en déficit para el día siguiente. Esta deshidratación es tanto interna como externa. El componente externo se combate con aguas termales en spray y cremas hidratantes de rápida absorción, mientras que para el interno son aconsejables bebidas isotónicas como Gatorade y Vitamin Water.


EL VINO SE APRECIA OBSERVANDO TRES CARACTERÍSTICAS: SU COLOR, AROMA Y SABOR. Y LA COPA CUMPLE UN ROL IMPORTANTE PARA APRECIAR EN SU MAGNITUD A CADA UNO DE ELLOS. POR ESTO ES TAN IMPORTANTE QUÉ COPA ELEGIR, NO NECESARIAMENTE DEBE SER LA MÁS CARA, PERO SÍ LA ADECUADA A LA CEPA EN CUESTIÓN. 


Texto Juan Carlos Hernández Foto Mat Mondaca

Existen variados tamaños de copas y también colores, en lo personal, los colores y diseños no suman, tal vez entorpecen el proceso de ver el vino tal cual es, por lo que sugiero que éstas sean para el agua.

Otro diseño muy clásico impuesto en los 80 y 90 es esa copa chica con cintura y boca ancha, no es una copa muy atractiva y además es poco práctica para la apreciación de un buen vino, ya que las copas se deben ir cerrando en la parte superior y así atrapar los aromas y sentir más profundamente estas cualidades que los hacen tan particular, sin embargo, para su vino del día a día no hay que profundizar mucho en el tipo de copa, basta con tener la típica pero procurando tomar en cuenta algunas características tales como el tamaño: 18 cms, que es la que corresponde al diseño Bordeaux y además considerar una buena base para un buen equilibrio del cristal.

Ahora, si el caso es consumir un vino que uno ha guardado por algunos años, hay que ponerse más exquisitos o exigentes, ya que existen copas ideales para el consumo de vinos de este tipo, copas que son capaces de relucir hasta el más escondido de los aromas y tienen diversas formas y tamaños.

Algunos tips importantes fundamentales al momento de tomar vino. No se debe llenar la copa pues el vino necesita suficiente espacio para respirar y liberar su aroma. Es fundamental también que el talle de la copa debe ser lo suficientemente largo, de no ser así calentaríamos la copa con nuestras manos. Nunca está de más saber que los vinos tintos deben presentarse con un margen de temperatura que oscile entre los 16° y 18° C. Una excesiva temperatura provoca que la volatilidad del alcohol inunde el paladar, haciendo imposible la captación de los distintos aromas. Un buen lugar para poder obtener estos cristales es La Vinoteca, quienes comercializan la marca Riedel, copas especialistas en estas materias, simplemente un producto genial.