EL POETA, ESCRITOR, POLEMISTA Y FUNDADOR DEL THE CLINIC SE ENCONTRABA DE VISITA, UNA VEZ MÁS EN CUBA, LA MISMA SEMANA EN QUE OBAMA LLEGABA A LA ISLA RETOMANDO UNAS RELACIONES CORTADAS POR MÁS DE 50 AN?OS, Y EN QUE TOCABAN GRATIS EN LA HABANA LOS MISMÍSIMOS ROLLING STONES. UNA DE LAS CARAS MÁS VISIBLES DE LO QUE ELLOS ENTENDÍAN COMO LA DECADENCIA DE OCCIDENTE. FUE EN ESE MOMENTO EN QUE PATRICIO FERNÁNDEZ DESCUBRIÓ QUE EL MUNDO HABÍA CAMBIADO. Y DECIDIÓ ESCRIBIR “CUBA: VIAJE AL FIN DE LA REVOLUCIÓN”, UN EXTRAORDINARIO LIBRO AMOROSO Y TRISTE A LA VEZ. Y ES QUE EN LOS TRES AÑOS EN QUE LO ESCRIBIÓ, FUERON MUCHAS MA?S LAS COSAS QUE CAMBIARON. PARTIENDO POR ÉL. HOY PARECE TOMAR DISTANCIA FRENTE A TODO. Y ABRAZAR LA DUDA.


Texto Pablo Mackenna Fotos Alberto Galán

Toda isla es una posibilidad. Un tablero donde se pueden jugar todas las partidas. Todo viaje es una posibilidad. La concreción del sueño de un mundo nuevo. Pero algo siempre falla. En Viaje al fin de la noche (Louis-Ferdinand Céline), del que Patricio Fernández se presta del título para su última novela, su antihéroe deambula por un mundo resquebrajado siempre al borde del abismo; en El señor de las moscas de Golding o la misma La tempestad de Shakespeare ya veremos en qué se transforman un grupo de niños o adultos liberados de ataduras frente a sus peores demonios en ese tablero ajustado. Cuba fue un sueño colectivo. Qué duda cabe. El sueño imposible de un puñado de hombres que luego fue el sueño de una isla y el de un continente. Pero Cuba es Cuba. Música y caña, ron y mujeres. Patricio Fernández viaja unas 15 veces a Cuba en los últimos 25 años (entre 10 y 20 me dirá para horror de mis matemáticas) para ser testigo del fin de este sueño, uno que la verdad nunca cuajó, que tuvo mucho de trampa y subsidio, del amoroso y del técnico. Pero viaja también a descubrir qué sostiene la sonrisa de ese pueblo, cómo se vive con las alitas cortadas, el corazón henchido, y un amor propio inversamente proporcional a sus expectativas en el futuro.

Continue reading →