EL HOMBRE ADECUADO

AUNQUE SU ROL OFICIAL DE PRÍNCIPE CONSORTE ES SECUNDARIO, LA SERIE THE CROWN HA VUELTO A PONER EN PRIMER PLANO AL PERSONAJE Y, DE PASO, SU ESTILO IMPECABLE. MILES DE FOTOS DE SU VIDA COTIDIANA LO DEMUESTRAN: LA SUYA ES UNA APOLOGÍA DEL BUEN VESTIR INGLÉS Y LA PRUEBA DE QUE, TRATÁNDOSE DE LOS REYES, UNA SIMPLE CORBATA PUEDE SER TAMBIÉN UN ACTO SIMBÓLICO.


Texto Carlos Palacios, Londres

De pie sobre el parachoques de un Range Rover, con una mano en la cintura y la mirada concentrada en el desfile ecuestre de Windsor. En una pose e imagen de 1974, Felipe Mountbatten, duque de Edimburgo y marido de la reina Isabel II de Inglaterra, resume lo que hasta hoy es el paradigma del estilo casual británico: chaqueta de tweed y pantalón de lana, camisa blanca de cuello inglés, corbata azul y un prolijo pañuelo doblado en el bolsillo. Delicadamente soberbio y en extremo elegante, sin demostrar mucho esfuerzo pero, ante todo, correcto.

A pesar de que le falta poco para cumplir 100 años y está alejado de la vida pública, la imagen del príncipe ha vuelto a tomar vuelo gracias a la serie The Crown que transmite Netflix, donde el actor Matt Smith viste réplicas fieles a los modelos que solía llevar entre los años ‘40 y ’60. Sin embargo, la galería de fotos originales de su vida dignas de una editorial de moda es interminable y va más allá de esas décadas: mientras baja de una lancha con un impermeable clásico, con sombrero de fieltro y anteojos de sol en un juego de polo, o con un entallado chaqué en un evento primaveral. Continue reading →