EL POETA, ESCRITOR, POLEMISTA Y FUNDADOR DEL THE CLINIC SE ENCONTRABA DE VISITA, UNA VEZ MÁS EN CUBA, LA MISMA SEMANA EN QUE OBAMA LLEGABA A LA ISLA RETOMANDO UNAS RELACIONES CORTADAS POR MÁS DE 50 AN?OS, Y EN QUE TOCABAN GRATIS EN LA HABANA LOS MISMÍSIMOS ROLLING STONES. UNA DE LAS CARAS MÁS VISIBLES DE LO QUE ELLOS ENTENDÍAN COMO LA DECADENCIA DE OCCIDENTE. FUE EN ESE MOMENTO EN QUE PATRICIO FERNÁNDEZ DESCUBRIÓ QUE EL MUNDO HABÍA CAMBIADO. Y DECIDIÓ ESCRIBIR “CUBA: VIAJE AL FIN DE LA REVOLUCIÓN”, UN EXTRAORDINARIO LIBRO AMOROSO Y TRISTE A LA VEZ. Y ES QUE EN LOS TRES AÑOS EN QUE LO ESCRIBIÓ, FUERON MUCHAS MA?S LAS COSAS QUE CAMBIARON. PARTIENDO POR ÉL. HOY PARECE TOMAR DISTANCIA FRENTE A TODO. Y ABRAZAR LA DUDA.


Texto Pablo Mackenna Fotos Alberto Galán

Toda isla es una posibilidad. Un tablero donde se pueden jugar todas las partidas. Todo viaje es una posibilidad. La concreción del sueño de un mundo nuevo. Pero algo siempre falla. En Viaje al fin de la noche (Louis-Ferdinand Céline), del que Patricio Fernández se presta del título para su última novela, su antihéroe deambula por un mundo resquebrajado siempre al borde del abismo; en El señor de las moscas de Golding o la misma La tempestad de Shakespeare ya veremos en qué se transforman un grupo de niños o adultos liberados de ataduras frente a sus peores demonios en ese tablero ajustado. Cuba fue un sueño colectivo. Qué duda cabe. El sueño imposible de un puñado de hombres que luego fue el sueño de una isla y el de un continente. Pero Cuba es Cuba. Música y caña, ron y mujeres. Patricio Fernández viaja unas 15 veces a Cuba en los últimos 25 años (entre 10 y 20 me dirá para horror de mis matemáticas) para ser testigo del fin de este sueño, uno que la verdad nunca cuajó, que tuvo mucho de trampa y subsidio, del amoroso y del técnico. Pero viaja también a descubrir qué sostiene la sonrisa de ese pueblo, cómo se vive con las alitas cortadas, el corazón henchido, y un amor propio inversamente proporcional a sus expectativas en el futuro.

Continue reading →


EMPLAZADA EN EL HOTEL W DEL BARRIO EL GOLF, EN 200MT2 LA CASA DEL HABANO ES UN HOMENAJE AL BUEN GUSTO.


Texto Manuela Jobet Fotos Pato Mardones

Construida con maderas nobles traídas del norte de Chile y pisos de alcornoque portugués, en ese espacio los amantes del puro y habano se rodean de calidez y lujo. Los humidores -cajón que entre otras cosas regula la humedad del puro-, fueron fabricados con cedro español; y cada sillón, fue hecho con cuero traído del sur y contemplando un diseño ergonómico que facilitar la fumada solo con el movimiento del antebrazo. Los asistentes encuentran ahí también un Club de Fumadores y un bar de destilados privilegiado.

Esta primera franquicia de La Casa del Habano en Chile se instaló de la mano de José Miguel Salvador, coleccionista y conocedor de puros y habanos que desde hace más de veinte años recorre las fábricas de Centro América y el Caribe. Su expertise lo han llevado a impartir clases y capacitaciones en el rubro gastronómico y hotelero y ha hecho que La Casa del Habano haya sido reconocida en diferentes medios internacionales especializados en el tema por su amplia oferta. Estos medios la destacan también como uno de los mejores y más lindos lugares del mundo para adquirir y fumar habanos, porque se nota que ahí nada está al azar. Cada detalle fue pensado para lograr el máximo confort de los clientes que hoy sobrepasan las 150 membrecías.

Otra de las iniciativas que Salvador ha tenido para seguir impulsando el mercado fue la organización del primer Cigar & Spirit Advneture, un viaje para fumadores que recorre la Patagonia chilena y que ha sido elegido como el crucero explorador más lujoso del mundo.


EL REALITY DE LOS ALMENDRONES

LAS CALLES DE CUBA, LEJOS DE LA MODERNIDAD DE MODELOS AUTOMOTRICES QUE SUELEN ATESTAR LAS CALLES DEL RESTO DEL MUNDO, SON UNA EXHIBICIÓN EN TONO SEPIA DE UNA ÉPOCA DE ANTAÑO. UNA COLECCIÓN DE AUTOMÓVILES CLÁSICOS QUE LLEVAN EN SUS ENTRAÑAS IMPOSIBLES ARREGLOS CON TAL DE SEGUIR FUNCIONANDO Y QUE AHORA ASOMAN COMO UNO DE LOS MEJORES NEGOCIOS PARA LOS ISLEÑOS QUE ESPERAN PODER EXPORTARLOS A COLECCIONISTAS ESPECIALMENTE DE ESTADOS UNIDOS.


Almendrones. Así llaman en Cuba a los desvencijados automóviles americanos, especialmente de los años 50, que con elegancia, clase y estoicismo han podido ganar hasta ahora su batalla al tiempo, la escasez de repuestos y el mercado automotor que arrasa con nuevos modelos en el resto del mundo. Nadie tiene muy claro en la isla el origen de la palabra almendrones.

Algunos dicen que se debe a la forma de almendra que exhibían muchos modelos en los años 50. Otros plantean que es debido al cambio de material y color que sufren los autos ante el paso no sólo del tiempo, sino de las intervenciones que se hace en la piel y entraña de estas máquinas. Cuban Chrome, transmitido por el canal Discovery en español y que ha sido rodado íntegramente en Cuba, explora la cultura de los vehículos clásicos en la isla caribeña a través de las experiencias y el ingenio de los mecánicos que los mantienen en funcionamiento.