¿QUIERES SABER QUÉ EXPOSITORES ESTARÁN EN ESPACIO DEL HOMBRE? MIRA AQUÍ UNA SELECCIÓN DE LO QUE PODRÁS ENCONTRAR ESTE 16, 17, 18 Y 19 DE AGOSTO EN EL PARQUE BICENTENARIO. ADEMÁS, ABAJO PUEDES ENCONTRAR LAS REDES SOCIALES DE CADA MARCA. ¡TE ESPERAMOS!


Kia
Bastardo Boots
Reptil
Socks Lab
Museo Garment
Retrovisión
Da Firenze
Izipizi
Komono
Eugenio Mullen Zapatos
Emiliana
Bonino
Concha y Toro
Sastrería Fontalva
Sennheiser y Audiomúsica
Durex
Huss
Beck Bags
Lucía Corbatas
Pan Mostacho
Big Sur Chile
Romors
Cavalera Tatuajes

Continue reading →


PANORAMA IMPERDIBLE PARA LOS AMANTES DEL ARTE

LA GALERIA DE ARTE DE CECILIA PALMA JUNTO A LA ASOCIACION DE EX ALUMNAS DEL VILLA MARÍA ORGANIZARON UN ESPECTACULAR BAZAR DE ARTE.


Son más de 750 obras de 30 reconocidos artistas nacionales con valores que van desde los $100.000.  Todas las obras son formato 40 x 40 y serán exhibidas en módulos que hacen de este bazar uno muy original y entretenido. A pedido del público se va repetir este jueves 23 y viernes 24. Todo lo recaudado va en beneficio de las obras sociales de las ex alumnas del Colegio Villa María Academy.

¿Quiénes son los artistas?

  • Carmen Aldunate – Iván Daiber – Benito Rojo
  • Olivia Allamand – Andres Vio – Gonzalo Cienfuegos
  • Alfredo Echazarreta – Cristóbal Anwandter
  • Lorenzo Moya – María José Romero
  • Antonia Daiber – Matilde Huidobro
  • José Basso – Paz Lira
  • María Inés Schmidt – Patricia Ossa – Magdalena Vial
  • María José Mir – Virginia Tagle
  • Catalina Prado – Marco Bizarri – Rodrigo Cociña
  • Jorge Lankin – Fernanda Levine
  • Francisca Valenzuela – Matías Pinto D’aguiar
  • Ximena Rojas – Rodrigo Cabezas – ÁNgela Wilson

 


V de Valdivia

ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE EXPLICAR LO PODEROSA QUE ES LA OBRA DEL ARTISTA FELIPE VALDIVIA PARA QUIEN NO LA HA VISTO. SU MANEJO VERBAL ES TAN PRECISO COMO LAS AGUJAS CON QUE TRABAJA, Y USANDO UN LENGUAJE ABSOLUTAMENTE PROPIO, LOGRA ESTREMECER AL ESPECTADOR DESDE LA LATERALIDAD, LA INTELIGENCIA Y EL HUMOR, PERO TAMBIÉN EL AMOR. NO ESE AMOR ROSADO ACARAMELADO, SINO ESE AMOR SINCERO, SUFRIDO, LASCIVO Y CARENTE DE TODO FILTRO. LO DE VALDIVIA ES TANTÍSIMO MÁS QUE HILOS Y GÉNEROS: SON PALABRAS QUE TODOS HEMOS PENSADO, POCOS HEMOS DICHO Y SOLO ÉL HA, LITERALMENTE, HILADO.


Texto Richard Sharman Foto Sebastián Utreras

El mundo de este artista-publicista está poblado de personas, perros, retazos de género y palabras, muchas palabras. Su mente, como la de todo buen publicista, está en constante cacería de insights, algunos publicitarios y otros no tanto, que articulan parte importante de su inconfundible discurso. “Soy publicista hace 15 años. Ese es mi trabajo y me encanta. Además soy profesor, doy clases de publicidad en la Universidad del Desarrollo. Como artista, sin embargo, soy completamente autodidacta: cuando comencé bordando, hace 10 años, no sabía ni bordar, ni dibujar, ni nada, pero fui aprendiendo. Esa particularidad de aprender sobre la marcha, de formarse a sí mismo y de enfrentarse al ‘no saber’ queda plasmado en la obra, y eso me encanta.

“Peligroso”; 1.60×70, 2017

 

“No Love”; 80×60, 2015

  

LA PALABRA HABLADA ES EFÍMERA, PERO LAS SUTURAS EMOCIONALES DEL HILO Y LA AGUJA, QUEDAN.

¿Qué viene primero, el formato o el discurso?

Mi tema no es el bordado como técnica, sino lo que materializo a través del bordado. Si bien llevo haciendo esto más de una década, el día de mañana podría pasar a usar mimbre, metal o cualquier otra cosa. El material es una nave para transportar un mensaje, y el mensaje es la verdadera materia prima.

¿El bordado se ha popularizado bastante en lo que llevamos del año. Te genera algún rechazo esto?

Cuando partí bordando, nadie más lo hacía, salvo las “señoras que bordaban”. Había referentes artísticos, como Violeta Parra, pero no era visto como un formato de arte. Hoy se ha popularizado bastante, y mucha gente me pregunta si me choca esto en términos de copia. No me choca. Mucha gente puede bordar, pero nadie va a poder decir lo que yo digo, vuelvo a que la materia prima de mi trabajo es el discurso, y eso es algo inimitable. El hilo es el lápiz con el que, por el momento, escribo.

No obstante, la materialidad es absolutamente clave en lo que hago. No solo por un tema estético, sino también sensorial del público con la obra: que toquen el bordado, que sientan el hilo, que vean la puntada. La lana, por ejemplo tiene la habilidad de catalizar recuerdos de infancia y la gente naturalmente tiende a tocarla, lo que le pase es como consecuencia de ser manoseada, es parte del proceso que tiene que vivir esa obra. Para mí, a la obra tienen que pasarle cosas producto de haber interactuado con el espectador.

 

“Tinta”, 18×18; 2014 / “Compré mi Singer en Estados Unidos y aprendí a usarla a punta de tutoriales en Youtube”.

¿Hay un hilo conductor particular en tu trabajo desde el lado escrito?
El hecho que prácticamente toda mi obra tenga texto, ya es un hilo conductor, y dentro del discurso mismo, los textos efectivamente suelen ir en una misma dirección. Es difícil definir esta dirección y acotarla sin restringirla, pero todo lo que escribo viene de la visceralidad, y por lo tanto es 100% honesto.

Mucho tiempo me sentí intelectualmente ajeno al arte y la poesía: leía algo y no lo entendía. Miraba algo y no me hacía sentido. Por lo mismo es que evito a toda costa la sobre-intelectualidad en mis obras. Mis textos tienen mucho de insight, de cosas mundanas que a todos nos han pasado, que todos hemos sentido alguna vez, y que al verlas escritas -más aún si podemos tocarlas- reaccionamos desde muy adentro.

Nano Valdivia en su estudio

 

 

El arte en los tiempos de Instagram: por el formato de tu obra, ha recorrido las redes sociales muy fácilmente. ¿Cómo ves el arte en relación a nuevas plataformas como esta?
Para mí como artista, Instagram es buenísimo. Por lo mismo es que el tema de la copia no me molesta en absoluto: en el momento en que uno expone su vida más allá de su obra, como yo lo hago, uno se vuelve un “personaje público” y la copia -supongo- es natural. Además estamos en una etapa en la que a la gente le interesa el origen; de su comida, de su ropa, y también de su arte. Entender al artista hace mucho más valiosa su obra, y eso me parece excelente.

Es interesante el uso que cada artista le da a sus redes sociales, porque el canal, la cuenta o lo que sea, se vuelve una galería propia. Mucha gente me compra cosas que vio en mi Instagram. Creo que esto tiene mucho que ver con el galerismo del futuro y de cómo el mundo del arte saldrá cada vez más de los museos cerrados, estando presente en el bolsillo de todo quien lo quiera ver. Los artistas estamos mostrando mucho nuestras obras a través de las redes sociales, y eso enriquece el valor que el público inexperto le da al arte.

Hay gente que, al igual que me pasaba a mí, se siente muy ajena al arte, y con mi obra les pasa todo lo contrario, tanto por la obra misma como por mi forma de exponerla. La gente se siente parte de ella, y eso es lo que más me llena. Finalmente la democratización no se trata sólo de precios, sino también de educación, de acceso y exposición