OJO ESPACIAL

VICENTE GARCÍA MEKIS (33) HA HECHO DEL ESPACIO LA MÉDULA DE SU CARRERA. NO HABLAMOS DE UN ASTRONAUTA, SINO DE UN ARQUITECTO CONVENCIDO DE LA SUPREMA IMPORTANCIA QUE TIENE EL AMBIENTE EN EL QUE VIVIMOS Y NUESTRA RELACIÓN CON LOS OBJETOS DE LOS QUE NOS RODEAMOS. FOTÓGRAFO Y CO-FUNDADOR DE LA EXITOSA MARCA DE DECORACIÓN ONLINE KILIMA, ES UNA DE ESAS PERSONAS CON “OJO ESPACIAL”, UNA SINGULAR CARACTERÍSTICA EVIDENCIADA A CABALIDAD EN CADA UNO DE LOS PROYECTOS EN LOS QUE SE INVOLUCRA ESTE RISUEÑO REY MIDAS DE LA ESTÉTICA INTEGRAL.


Al entrar al departamento de Vicho, algo inevitablemente hace ‘click’ respecto a él y su conocido ojo espacial. Pareciera que cada objeto y color ha sido dispuesto y ajustado hasta lograr un diálogo integral con quien lo habita, y es imposible no sentirse como espectador en una muy bien lograda sinfonía hombre-espacio. Al igual que sus diseños y cada una de sus fotografías o acuarelas, se trata de una mezcla exacta de nostalgia y prolijidad en donde cada cosa tiene su lugar; un inusual híbrido entre lo práctico y lo romántico.

Su espacio es una materialización de su mente, y los objetos que diseña junto a su socia Javiera Pérez-Cotapos, responden a la perspicaz percepción de ambos respecto al nuevo rumbo de la decoración en el retail: consumidores cada vez más involucrados con el espacio que habitan y una industria comprensiva respecto a sus nuevas necesidades.

“Gran parte de mi formación estética y de mi interés por los espacios y objetos, se lo debo a las revistas. Mi mamá es decoradora, y en la época en que no existía ni Amazon ni Pinterest ni nada por el estilo, la única forma de mirar hacia afuera y de poder meterse en las casas y espacios de otros, era viajar e “importar” revistas.

Tengo grabado ese momento en que llegaban las ediciones nuevas a la casa, esa sensación de renovación de nuevas ideas, comparable únicamente a mirar por una ventana o tener un pasaporte en las manos. Cuando uno estudia la manera en que viven distintas personas alrededor del mundo, vas dándote cuenta que pese a que existen una infinidad de estilos decorativos, la forma en que utilizamos e intervenimos nuestros espacios se rige siempre por una combinación entre razón y emoción.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]

 


Reina Sur

LA CASA EN COLINA DEL BANQUETERO JUAN PABLO JOHNSON ES UN PROCESO, NO UN RESULTADO. POR LO MISMO ES QUE SU DUEÑO SE REFIERE AL ESPACIO COMO UNA CREACIÓN EN CONSTANTE EVOLUCIÓN, CUYA GÉNESIS ES INTUITIVA Y DE RITMO PROPIO. ES UNA CASA DE DIFÍCIL DEFINICIÓN, INCLUSO PARA SU DUEÑO, QUIEN LA OCUPA RELIGIOSAMENTE DE JUEVES A SÁBADO HACE 27 AÑOS Y DONDE SE HACEN ADEMÁS, LOS MEJORES EVENTOS DE SANTIAGO. EN UN ESFUERZO POR DEFINIRLA TIRAMOS AL AIRE DESCRIPTORES COMO “ECLÉCTICO”, “ORGÁNICO”, Y OTROS SIMILARES, PERO LO CIERTO ES QUE TODOS LE QUEDAN CORTOS.


Texto Richard Sharman Foto Vicente García Mekis

Reina Sur es el nombre de esta casona de más de 200 años, convenientemente ubicada a sólo media hora de Santiago. Las dos palabras de su nombre le vienen como anillo al dedo a su acampada sencillez, cuyos colores desgastados rinden tributo tanto al paso del tiempo como al campo chileno, quienes le acompañan perpetuamente. Es una casa siempre abierta a amigos, llena de plantas y colores que invitan no a la contemplación sino al uso, como actores sobre un gran escenario. Cada pieza tiene una historia, y absolutamente todo lo que hay en la casa, se usa. “No me interesa que la casa sea de catálogo, sino que la gente se sienta bienvenida, la use y participe de sus espacios. Es una casa para vivir, para celebrar”.

Tras pasear por sus largos pasillos e inusuales espacios, nos queda claro que la Reina Sur y su dueño comparten, por sobre todo, una característica medular: la generosidad.