Elegancia artesanal

PIEZAS EXCLUSIVAS QUE EN SU CONFECCIÓN MANTIENEN EL OFICIO. ESO OFRECE ESTA MARCA QUE EN SUS MÁS DE 70 AÑOS EN EL MERCADO NACIONAL NO HA TRANSADO NI EN SU FORMA DE CONFECCIONAR NI EN LA ELECCIÓN DE SUS MATERIALES. 


Texto Manuela Jobet  Fotos Pato Mardones

La tienda que Romor`s abrió hace cuatro en Luis Pasteur, huele a cuero puro, natural. Lo mismo la del Pueblo del Inglés, el espacio ancla de esta empresa a la que día a día llegan hombres y mujeres que valoran lo hecho a mano, lo artesanal, la calidad.

“Volver al oficio en tiempos nuevos”. Esa es la declaración de principios con la que se maneja actualmente esta marca fundada en 1945 por Sergio Romero. Un negocio familiar del que se hizo cargo también su hijo Sergio -llegando a tener cinco tiendas abiertas simultáneamente-, y que hoy lidera de su nieto Agustín, un ingeniero comercial que por estos días no solo ve números, sino que diseña, hace repartos, coordina e incluso cose. “Esta empresa siempre ha sido familiar y eso es lo bonito de trabajar en esto. No estoy sentado en un sillón cerrando negocios, hago de todo porque así es como hemos funcionado desde el principio. Y nos ha dado resultados”.

Detrás de cada cartera, bolso, billetera o cualquier objeto que salga de los talleres que Romor`s tiene en Maule, hay maestros con años de trayectoria que le dedican a cada objeto alrededor de dos semanas. Nada de máquinas industriales ni producciones masivas. Todo lo hacen con sus propias manos, a la usanza antigua. Y todo es confeccionado con cuero natural, del bueno. Ahí nada es sintético. Y en eso no han transado ni cuando han tratado de convencerlos de que incorporar ese tipo de materiales abarataría costos. Ha sido por la forma de abordar el negocio que en estos 73 años que llevan funcionando han sobrevivido al retail y han captado a una fiel clientela que recurre a ellos cuando quiere calidad y funcionalidad en un objeto de diseño, porque eso es lo que ofrecen.

Todos los cueros son traídos del sur de Chile y no tienen un tratamiento especial, conscientes de que parte de la gracia de ese material es precisamente la buena vejez que en cuanto a su durabilidad y a lo estético. “El cuero envejece muy bien y que los años delaten su uso es bonito. Eso hace que cada pieza sea única, porque aunque hayan sido confeccionadas al mismo tiempo, van a envejecer completamente diferentes según el uso que cada uno le de. Los objetos van cambiando con uno”.

En sus inicios Romor`s producía solo cosas ecuestres, pero con el tiempo empezaron a incorporar accesorios. Y hoy, además de los clásicos de siempre, hacen también modelos a los que incorporan ciertos guiños de las últimas tendencias de moda que se ven reflejados tanto en la paleta de colores -aunque los caramelos, tostados y negros son protagonistas-, como en el uso de detalles como tachas, hebillas o costuras más pronunciadas.

La atención es muy personalizada y a cada producto le pueden hacer las variaciones y cambios que el cliente quiera. “Buscamos revivir eso antiguo de mandarte a hacer algo, esperar a que esté listo y sorprenderte al recibirlo. Eso tiene algo medio nostálgico que nos gusta mucho”.

Parte del éxito de la empresa está ligado también a la fabricación de muebles, muchos de ellos en exhibición en las tiendas y otros que se hacen a pedido y de manera totalmente personalizada. Sus sillones, sillas, pufs, lámparas e incluso murales de pergamino son recurrentes en las propuestas de diseñadores de interior que saben que en ellos podrán encontrar lo que necesitan para amoblar espacios.

“Queremos diferenciarme de los malls y las grandes tiendas. Buscamos ser la picada del cuero, tal como las tiendas típicas de Buenos Aires donde encuentras excelentes cosas y no necesitas irte a meter a un centro comercial”. En eso está enfocado hoy Agustín, que tras liderar el proyecto por cuatro años, quiere impulsarlo y posicionarlo como un lugar en que los clientes de siempre sigan encontrando lo mismo que desde que se fundó la marca, pero también en uno en que gente más joven, que creció en medio del frenético retail y la producción en masa “made in China”, pueda encontrar un buen maletín o un bolso que le va a durar para toda la vida y le de el valor que merece.

Share this post