Remo Ruffini

Don Moncler

EL QUE SABE, SABE LO QUE ES A UNA PARKA LA INSIGNIA FRANCO-ITALIANA MONCLER. PERO NO NECESARIAMENTE SABE QUIÉN ES LA VERTIGINOSA MENTE CREATIVA RESPONSABLE DE RESCATAR DEL CUASI OLVIDO A LA MARCA FUNDADA EN 1952.


texto Nina Mackenna   foto Getty Image

 

 

Remo Ruffini (55) es el empresario italiano nacido y criado en el lago Como, y cuya larga historia de amor con Moncler lo llevó a convertirla en el ave fénix de la industria del lujo en la ropa de nieve.

En los años 70 Moncler -cuyo nombre es una abreviación de Monestier-de-Clermont, el pueblo alpino donde se producía originalmente- era todo un fenómeno en Europa, luego de ser el sponsor oficial del equipo francés de ski en los Juegos Olímpicos de Invierno, en Grenoble (1968).

Ruffini compró una alicaída Moncler en el 2003. La irrupción en el mercado de marcas más baratas como North Face, sumada a una cantidad enorme de franquicias y licencias de poca monta y alto poder destructor de prestigio, habían disipado el control durante los años 90 deprimiendo las ventas de la icónica etiqueta.

Lo primero que hizo Ruffini fue retomar el control recomprando todas las franquicias. Luego fue a buscar la inspiración en el origen mismo de la marca. Así revivió el espíritu y look originales de las primeras chaquetas para la nieve de Moncler, pero con la mejor tecnología disponible.

Abrió la primera tienda en Saint Moritz, luego en París y de ahí a Milán. Hoy son más de 200 en el mundo.

Luego de una década construyendo un prestigio sin precedentes en ropa deportiva de lujo, Ruffini llevó la compañía a la bolsa italiana el 2013, en una de las operaciones bursátiles más importantes en la historia de Italia. A los 10 minutos de transarse la acción, Remo Ruffini se había convertido en un billonario.

Share this post