Nuevo PURE XS de Paco Rabanne

Paco Rabanne Pure XS2

PACO RABANNE, EL MAESTRO DE LAS FANTASÍAS QUE SIEMPRE ESTÁ DONDE MENOS SE LE ESPERA. ICONOCLASTA, EXCÉNTRICO, ESENCIAL.


El perfume masculino Pure XS anuncia el regreso del sexo, o más bien del erotismo. Con el exceso en su ADN. Es el exceso en estado puro. Una fantasía encarnada por un hombre excesivamente perfecto y perfectamente indecente.

Capturando el espíritu de los tiempos solo para ir a contracorriente. Con un don para la provocación heredada de su fundador y cultivado con ironía. En Paco Rabanne, la creación es conmoción y siempre rompe con las normas establecidas. Sus perfumes dicen no a la conformidad y sí a todas las fantasías.

Un heredero inalcanzable que exuda sexo y deseo. Doble pecado. Pure XS es exceso en estado puro. Implícito, explícito. Pura fantasía.

Pure XS es la dualidad de un hombre de noble crianza y poder erótico. Él solo representa el decoro y la indecencia, el vicio y la virtud. Elementos que chocan entre sí con un resultado magnético. Su nombre goza con los extremos. La palabra Pure (puro) como la pureza de la belleza masculina o del deseo. La sugerencia de sexo o, en una palabra, erotismo.

Esta fragancia oscila entre fuego y frescor. Su noble belleza y su frescor juvenil expresan masculinidad y feminidad a la vez: un encanto intenso y una sensualidad natural, una boca expresiva, una cierta despreocupación y, sobre todo, un candor que seduce a todas las mujeres.

Pure XS, el frasco.

Para expresar esta fantasía erótica en un frasco, el diseñador eligió un estilo sobrio poderoso y estilizado que trasmite la idea de exceso tanto en su animalidad como en su pureza. Esta dualidad está anclada en una base sólida. El vidrio es grueso pero escultural, cincelado en forma de encendedor de culto. Un toque al más puro estilo Rabanne. El frasco se abre con un clic seductor, un gesto masculino. Un tapón curvo lacado en negro y una silueta pura y nítida.

Entrelazando líneas límpidas y sinuosas con orgullosa ambigüedad. La nocturnidad del vidrio se ilumina con un resplandor cristalino. El azul juega a las gradaciones, del matiz más intenso al más eléctrico, hipnotizándonos. Un oro cálido firma el nombre, haciéndolo destacar. Un artificio ardiente que complementa al azul. El azul de la nobleza. Atrevido y turbador, el frasco de Pure XS es un objeto extraordinariamente bello que sabe cómo hacerse desear.

Pure XS, tiene toques exóticos y orientales que nos transportan a lugares lejanos y nuevas sensaciones. Esta fragancia quiere apelar a todos los sentidos. Al deseo y placer, pero también al gusto y al tacto, como una trampa sensorial. Magnético y fresco con un vaivén continuo entre lo frío lo y caliente, lo delicado y lo intenso. Dos sensaciones al límite, rozándose, atrayéndose y haciéndose eco. Un anhelo puro para gozar una vez más.

Pure XS aumenta la tensión y embriaga los sentidos.

Una sobredosis de jengibre. ¡El escalofrío crece!

Una explosión de vainilla animal y mirra. Piel recalentada…

Un oriental fresco, ardiente y fascinante. El exceso en estado puro.

Share this post