Manscaping

  SABER PODAR EL CUERPO

EL TÉRMINO MANSCAPING VIENE DEL INGLÉS LANDSCAPING, QUE SIGNIFICA PAISAJISMO. SU TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL SERÍA ALGO COMO “PAISAJISMO CORPORAL MASCULINO”: ARMONIZAR EL “PAISAJE FÍSICO” A TRAVÉS DE LA DEPILACIÓN, CORTE Y MANTENCIÓN DEL PELO FACIAL Y CORPORAL.


Ilustración Jorge Martinez Wied

En general las zonas y sub-zonas de interés son:

 

CARA

Cejas: Zona propensa al desastre donde la mejor premisa es actuar únicamente en casos absolutamente necesarios, ciñéndose a una mínima intervención.  Ojo, no a todo el mundo le queda mal la uniceja, pero en caso de querer eliminarla, dibujar dos líneas imaginarias desde el exterior de cada fosa nasal hacia la frente y atacar el pelo entre ambas líneas.

Pelos de la nariz: A menudo olvidados, pero absolutamente fundamentales.

Bigote: No debe cubrir la boca. Si se quiere un bigote más frondoso, se le debe guiar por encima del labio superior con masillas y ceras para pelo facial o cortar los pelos largos con tijeras.

Cabeza: No olvidar el binomio shampoo + acondicionador y complementar con masillas, ceras o secador para ayudar a moldearlo.

Barba: Siempre acompañada del bigote y bien mantenida, lavada y acondicionada.  Si no se tiene una barba tupida, no es aconsejable dejarla crecer.

Cuello: Zona altamente delicada, la más propensa a desarrollar pelos encarnados, por lo que es fundamental dedicarle tiempo, no afeitar en contra del sentido de los pelos y siempre exfoliar post-afeitado. La piel del cuello es muy delicada para cera, por lo que se recomienda láser, rasuradora eléctrica o afeitadora.


CUERPO

Axilas: No se trata de una axila pelada ni tampoco frondosa, sino un punto medio entre ambos extremos. Se sugiere evitar el uso de afeitadoras y recurrir a las tijeras o rasuradoras eléctricas con regulador.

Brazos: Separar antebrazo, de brazo y hombro. Lo usual es que el antebrazo sea natural (peludo), el brazo sea levemente peludo y el hombro sea pelado.

Pecho: Cuánto pelo dejar es cosa de cada cual y dependerá de cuánto se tenga y por lo tanto cuánto tiempo se le esté dispuesto a dedicar a su mantención. Ojo que el pecho pelado no es recomendable si no se está en forma.

Hombros: Es importante separar hombros de pecho. Para esto es recomendable el uso de cera o láser siguiendo una línea oblicua desde la axila al exterior del cuello.

Espalda: Un 80% de los hombres tienen pelos en la espalda, pero de ese porcentaje más de la mitad lo remueve de una u otra manera dependiendo de la cantidad que tenga. Para esto cada vez más chilenos optan por invertir en láser, mientras que otros prefieren la cera o incluso la afeitadora por su practicidad.

Piernas: Si por algún motivo se necesita atacar esta zona, lo recomendable es usar la rasuradora eléctrica y luego afeitadora manual.

Donde no brilla el sol: Parte importante de la armonía corporal es la mantención integral, que incluye estas zonas de difícil acceso. Cuánto y dónde, dependerá de cada cual, pero lo cierto es que la prolija mantención de estas zonas hace mucho dejó de ser avant-garde. Además de tener ciertos beneficios ópticos e higiénicos, la selva tropical setentera está alto en el ranking de matapasiones.

Ojo: si se hace por cuenta propia tener mucho cuidado, las lesiones por manscaping son más comunes y dolorosas de lo que se imaginan.

 

A GRANDES RASGOS EXISTEN 5 TIPOS DE “PAISAJISTAS” QUIENES HACEN USO DE LOS INSTRUMENTOS Y TRATAMIENTOS DE MANERA DISTINTA:

El natural 

Todo fríamente calculado. Su nombre va entre comillas porque dedica largas horas a crear una apariencia natural con sus pelos. No quiere parecer muy estudiado, por lo que no rebaja más de la cuenta ni recurre al afeitado total. Usa principalmente tijeras o rasuradoras eléctricas con distintas medidas para cada zona intervenida, y cera o crema depilatoria para pequeñas zonas de pelos rebeldes e indeseados.

Para el look natural es importante respetar la curvatura de los pelos, que se pierde en pelos más cortos que una pulgada. El uso de tijeras en zonas de difícil acceso puede ser peligroso, por lo que muchos centros estéticos se han especializado en este look, es cosa de preguntar.

El Atleta (practicidad ante todo)

Particularmente ciclistas y nadadores, saben que los pelos no sólo entorpecen la práctica de su deporte sino que además pueden ocasionar desagradables problemas de higiene, por lo que muchos optan por mantener todo permanentemente afeitado al ras, particularmente brazos y piernas.

A la hora de afeitar es importante siempre comenzar por rebajar el largo de los pelos con una rasuradora corporal y luego afeitar, ya que de lo contrario la afeitadora puede arrancarlos de raíz, provocando dolor e irritación. Para evitar pelos encarnados es clave afeitar en el mismo sentido en que crece el pelo y hacer uso de un buen exfoliante en la zona afeitada.

El facial (cara ante todo)

Independiente de lo que haga con su pelo corporal, El Facial conoce la importancia de los ángulos de su cara y de cómo hacer que la barba juegue a su favor. Mantiene siempre los pómulos descubiertos (primer mandamiento) y  juega con distintos largos para bigote y barba, alineándolos con el final de las cejas para encontrar los puntos de máxima simetría.

El Pulcro (100% prolijo)

Mantiene todo rasurado a un mismo largo, sin importar la zona. No tiene reparos ni vergüenzas en practicar el manscaping porque lo considera parte importante de una apariencia prolija y bien cuidada, tan relevante como lavarse los dientes. Es el más sencillo de los looks, puesto que requiere una rasuradora básica y atención a la simetría.

El Absoluto (todo o nada)

Quiere efectos permanentes. Afortunadamente los avances tecnológicos del láser le permiten hacer de sus deseos una realidad, incluso con máquinas portátiles de uso cotidiano que permiten deshacerse de los pelos no deseados para siempre.

Share this post