Lisandra Silva

SE HIZO CONOCIDA EN CHILE TRAS SU PARTICIPACIÓN EN EL REALITY DOBLE TENTACIÓN, PROGRAMA QUE GANÓ JUNTO A SU PAREJA, EL ARGENTINO LEANDRO PENNA. HOY, TRABAJA COMO ROSTRO DE DIFERENTES MARCAS Y GRACIAS A SUS MÁS DE UN MILLÓN DE SEGUIDORES EN INSTAGRAM, VIAJA POR EL MUNDO CONTRATADA POR UNA AGENCIA QUE A CAMBIO LE PIDE COMPARTIR FOTOS EN SU CUENTA. ESTA CUBANA DE 31 AÑOS, DUEÑA DE UNOS OJOS ENVIDIABLES Y UNA ENERGÍA DESBORDANTE, SE DEFINE COMO UNA MUJER MUY PERSEVERANTE Y TIENE UNA PROFUNDA E INQUEBRANTABLE CONVICCIÓN EN EL PODER DE LA MENTE.


“Mi mamá siempre me cuenta que en Cuba había una teleserie bien conocida en la que uno de los personajes se llamaba Lisandra. Era una tipa muy linda. Extrovertida, de ojos claros y centro de atracción. Mi mamá estaba tan enamorada de ese personaje que tenía su foto pegada en el espejo del baño. La miraba mucho. Por eso cuando me tuvo, me puso Lisandra. Ellos dicen que me parezco a ella por lo mucho que mi mamá la miraba. Y yo creo en eso. Creo demasiado en la mente, en la fuerza de la atracción. Toda mi vida he practicado eso de poner la energía en lo que quiero para materializarlo. Y me ha resultado. Desde pequeña predije que quería trabajar en el extranjero. Empecé en el mundo del modelaje a los 13 años. Era difícil, pero estaba convencida de que algún día iba a llegar a Cuba alguien de afuera y me iba a llevar con un contrato de trabajo.

Empecé ganando muy poco, pero fui perseverante. Un día fui a una agencia a presentarme para castings, pero la niña que me atendió me destrozó. Yo tenía el pelo rojo, piercings, las cejas delgadísimas y 15 libras más. Además, me vestía con ropa que yo encontraba muy linda pero que ella me advirtió que era horrible. Me destruyó. Pero yo lo interpreté como el secreto del éxito y le hice caso en todo. Al poco tiempo volví completamente renovada y me empezaron a salir cosas nuevas. Grabé muchos comerciales, hice fotos y ella misma fue quien me hizo mi primer book. Y no paré más. Me fui a París y España por trabajo y a la vuelta vino a Cuba un talent scout italiano y me llevó a la agencia de modelos Model Plus de Milán. Nunca fui ni la más alta ni la más flaca, pero algo vio el que me eligió. Eso lo predije desde chica.

Al llegar, me fueron saliendo trabajos todos los días. Trabajé con diferentes marcas, entré a programas de televisión como show girl, coanimé algunos programas y me hice novia de Marco Ferri. Cuando terminamos, después de cinco años de relación, se me vino el mundo abajo y partí a hacer mi vida a Miami. Allá hice dos programas que me hicieron popular: Nuestra belleza latina y Nuestra belleza latina VIP. En medio de esto me llamaron para ser parte del reality Doble Tentación, básicamente porque se estaba hablando mucho de mi acá por ser la ex de Marco. Y me vine. Ahí conocí a Leandro Penna mi actual pareja…

 

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]

Share this post