Kika Silva

¡REVIVE LA SESIÓN DE FOTOS Y ENTREVISTA DE KIKA SILVA PARA REVISTA SML #11!


Dirección creativa y Producción IPC STUDIO Fotos NOLI PROVOSTE MATANGA ESTUDIO Moda ESTEBAN POMAR Maquillaje BERNI SILVA Texto RICHARD SHARMAN Agradecimientos especiales EXOTIC – CHILE

La cuenta de Instagram de Kika Silva tiene más de 290.000 seguidores, ante quienes la animadora y modelo se autodefine como una “Reina gozadora, pero también un poco chancha porque amo la hamburguesa”. Su cuenta de Twitter, en cambio, lee: “No se si echarle la culpa a Twitter, pero en el último tiempo miro la realidad con otros ojos! Me sigues?”.

Es con este mismo espíritu juguetón e inquisitivo que a sus 23 años ha sabido ganarse no solo el cariño del público, sino también el respeto de sus pares en la televisión, un medio conocido por no ser del todo fácil. Entre toma y toma de su sesión, nos cuenta sus próximos planes, su visión del medio en que trabaja, y la evolución que ha visto en el hombre chileno.

¿Cómo llegaste a trabajar en televisión?
La verdad fue algo que se me dio muy orgánicamente porque me gusta y me siento cómoda haciéndolo. Nunca he sentido que esté forzando nada, sino que muy por el contrario me he dejado llevar por el curso de las cosas. Al mismo tiempo, este sentimiento significa que si eventualmente no lo hago.. tampoco me voy a morir. Será lo que tenga que ser. En ese sentido, soy una convencida de que hay que dejarse llevar por lo que a uno lo apasiona, y por eso mi norte siempre han sido mis hobbies. En el colegio, por ejemplo, me iba re bien, pero no sacrificaba pasarlo bien por tener mejor rendimiento académico, ni tampoco por sobre hacer deporte. La abnegación nunca fue ni será lo mío, no soy de hacer ‘lo que hay que hacer’ sino de hacer lo que intuyo, lo que siento.

¿Cómo es moverse en televisión?
La tele es complicada, y la única forma de sobrellevarla es aprendiendo sobre la marcha. Algo que me costó en un principio, por ejemplo, eran los troleos. Son bien heavy, y yo soy una persona bastante sentimental, entonces me era imposible no leer un Tweet o un comentario en Instagram, sin quedarme con el tema dándome vueltas todo el día. Igual, de a poco me he ido curtiendo y cada vez me afecta menos. Es cierto que todos hablan de las cosas malas que tiene el ambiente televisivo, pero también tiene mucho de bueno…como todo en la vida. Es un medio sumamente competitivo, pero el secreto para que eso no te consuma, es simplemente no enganchar. Una vez que enganchas, te puedes hundir con quienes te tiran para abajo. A la larga yo creo muchísimo en el karma: no creo en hacerle a alguien lo que no me gustaría que me hagan a mí. Sinceramente, lo que busco trabajando en comunicación, es generar de una u otra forma, un aporte.

¿En qué te ha cambiado salir en pantalla?
Siempre he sido muy sociable. Me adapto fácilmente a los grupos, me gusta conocer personas nuevas y tiendo a confiar en todo el mundo. Eso me ha costado… mantener más la distancia con gente nueva a quien conozco. He ido cerrando mi círculo de amigos en este proceso de adaptación, pero eso también se lo atribuiría a que he ido madurando.

¿Qué planes tienes para los próximos meses?
Lo primero que se me viene, es un viaje largo, sola.

¿Dónde te vas?
Parto por Australia, pero mi idea es ir a recorrer el Sudeste asiático. El viaje viene como consecuencia de una serie de cambios que he vivido en este último tiempo. Por eso quiero irme a la desconexión, a comenzar una nueva etapa con espacio y tiempo para mí. Este último período ha sido una etapa increíble en muchos aspectos, particularmente en lo laboral, sin embargo también catalizó en mí una maduración vertiginosa en el plano emocional, y la respuesta a esto es querer alejarme un poco de todo… al menos por un tiempo.

¿Y cuando vuelvas?
He tenido un par de conversaciones con algunos canales, pero de momento estoy concentrada en mi viaje. Cuando vuelva veré exactamente qué hago.

Desde tus ojos, ¿cómo ha cambiado el hombre en el último tiempo?
El chileno ha cambiado enormemente, pero recién comienza a notarse, es decir que se vienen cambios mucho mayores de aquí en adelante. Es cosa de mirar como se están vistiendo los hombres: cada vez mejor, cada vez más preocupados del detalle, cada vez menos preocupados de un status quo añejo. El hombre chileno está redefiniendo una estructura de comportamiento que antes simplemente aceptaba. Eso también afecta a como percibe a la mujer: amplía sus cánones de belleza, su valoración por lo femenino, e incluso trasciende a la superficialidad de la que se acusa al género masculino.

Share this post