Julián Elfenbein

VOLVIÓ A LA TELEVISIÓN Y SU REGRESO NO PUDO SER MÁS ACONTECIDO. CONDUCE EL FENÓMENO TELEVISIVO DEL 2018 Y SU NOMBRE ES DE LOS MÁS COTIZADOS DE LA INDUSTRIA, SIN EMBARGO, A MITAD DE AÑO SU SALUD LE VOLVIÓ A PASAR LA CUENTA. TOMANDO LOS RESGUARDOS NECESARIOS, JULIÁN HACE UN BALANCE A CASI DOS DÉCADAS DE SU DEBUT TELEVISIVO. REFLEXIVO Y OPTIMISTA, LE PONE EL PECHO A TODO Y VA POR MÁS.


Texto Carlos Loyola Lobo Fotos Alberto Galán

Es el último jueves de noviembre, Santiago vive una primavera calurosa, es mediodía y el tráfico avanza a cuentagotas por Manuel Rodríguez. Estamos a poco más de 24 horas para que comience la entrega número 40 de la jornada solidaria que lleva movilizado al país y a los rostros televisivos durante cuatro décadas y esta vez el ritual sigue al pie de la letra lo esperado. Camionetas y buses estacionados afuera del Teatro Teletón, donde como es costumbre, se ubica el epicentro de casi toda la maratónica transmisión, técnicos y voluntarios con poleras con la cruz roja y blanca entran y salen y ya adentro del teatro, el sonido de un ya tradicional reloj a la espera de la respuesta correcta es lo primero que se escucha.

Algunas sillas dispuestas de manera desordenada en la platea y sobre el escenario Julián Elfenbein ensaya junto al equipo técnico y de producción lo que será el bloque dedicado a “Pasapalabra”, el programa estelar revelación del año en la televisión chilena, un espacio hecho para la familia, cuyo modelo ya es replicado en salas de clases, en reuniones de amigos, y es motivo de infinitos memes que se difunden por whatsapp y las redes sociales…

Para leer más, suscríbete a REVISTA SML: +(562)2986 9816 – [email protected]

Share this post