Juan Pablo Fuentes

Juan Pablo Fuentes

DISEÑO NACIONAL

HONESTO. ESA ES LA PALABRA QUE MEJOR PODRÍA DEFINIR AL DISEÑADOR INDUSTRIAL JUAN PABLO FUENTES, QUIEN POR ESTOS DÍAS DEDICA SU TIEMPO, TÉCNICA Y ESTILO AL PERFECTO UNCIONAMIENTO DEL ESPACIO NACIONAL DE DISEÑO, END, UBICADO EN EL GAM.


SIN TAPUJOS, SE RECONOCE COMO UN DISEÑADOR CON un sello más centrado en lo pragmático y lo técnico, o, como él mismo cuenta, como aquel que busca dar soluciones y no como uno más inclinado hacia lo artístico y que produce a partir de sus experiencias y emociones. Él va al fondo, produce y crea sin buscar olimpos de interpretaciones confusas sobre lo que se puede diseñar. Confiesa que su mayor satisfacción es sentirse orgulloso con lo que ha producido, aunque no se venda, aunque esté ahí sin dueño en un futuro próximo.

En un ambiente colorido, rodeado de objetos y obras que emanan la total dedicación que se entregó en cada una de esas creaciones, Juan Pablo nos recibe enérgico, vestido con colores sobrios que se contraponen de manera perfecta con sus zapatos negros. A pesar de lo interesante que puede parecer a simple vista por su forma de vestir, reconoce que él mismo se asume “como un hombre que se disfraza de diseñador”. De ser por él, usaría buzo todo el día, pero entiende que la ropa tiene un significado y un contexto, que hay que usar lo correcto dependiendo de la situación en la que uno participa. “Jamás iría al Baco con chalas”. De esta manera, es el vestuario la temática que por estos días lo tiene con la cabeza ocupada.

Juan Pablo Fuentes

Juan Pablo Fuentes

A mediados de julio recién pasado hizo el lanzamiento de su segundo libro, llamado “Nuevos Creativos Chilenos V.2” en las mismas dependencias del GAM en donde se encuentra END, o como él mismo lo llama, su “tienda-galería”. Este libro, a diferencia del primero, llamado “Nuevos Creativos Chilenos” y enfocado en el diseño industrial, apunta en sus hojas al vestuario. La proyección de los distintos estilos que se han ido dando en los chilenos se ha percibido fuertemente desde el retorno de la democracia y la continua apertura al mercado internacional que sostuvo Chile en la década de los noventa. “Antiguamente tú podías distinguir entre la multitud quién no era chileno; según su corte de pelo más sofisticado, las chaquetas, o con el diseño de las camisas tú podías decir si era argentino o europeo”, asegura convencido y argumentando que entre los motivos de esta mayor toma de riesgos al vestir está el acceso a las redes sociales y a Internet en general, que acabaron con la muralla simbólica que significaba la cordillera y el mar.

De igual manera, como sucede hoy en día con el diseño de las casas y de los espacios internos que la componen, Juan Pablo asegura que existe un público chileno que busca diferenciarse del resto. “Actualmente lo que se busca principalmente es que tu casa no se parezca a la de al lado”, realidad que también se puede ver en lo que escoge el chileno de hoy para vestir en su día a día.

 

END

END

Share this post