A CONTINUACIÓN, SEIS PASOS DE BAILE PARA EVITAR A TODA COSTA.

En bailar debe primar la soltura de cuerpo y la disposición a pasarlo bien, dejando de lado la vergüenza para sentir y disfrutar el ritmo de cada canción. No obstante, hay límites para todo, y la pista de baile puede jugarnos malas pasadas cuando más vulnerables estamos: absortos en la música con unas copas encima.


Texto Richard Sharman Ilustraciones Cosima Zu Knyphausen

1. BAILAR APUNTANDO CON EL DEDO ÍNDICE (O CUALQUIER DEDO)

Los BeeGees lo hacían a la perfección, pero eso fue en 1978, y por más que esté de moda lo retro, este paso de baile no es vintage ni nada por el estilo, sino simplemente erróneo. Los deditos, los guardamos. Gracias.

2. BAILAR SOBREACTUANDO LA CANCIÓN

Si usted no culpa a la noche, a la playa, ni a la lluvia; basta con bailarlo, no hay para qué actuarlo como si de ello dependiera su vida. Eso se aplica a todo espectro de canciones que suelen volverse lamentables y vergonzosas pantomimas.

3. IR A LA BARRA CAMINANDO-BAILANDO

“Voy por un copete”. Todo bien, pero evite a toda costa la caminada-bailada: ese andar en que se aleja de su pareja con rezagos del ritmo que interrumpió.

4. BAILAR MIRÁNDOSE LOS PIES

Caída de carnet segura. Bailar mirándose los pies es ergonómicamente incómodo y además lo hace ver como de 105 años. Ojos sobre su pareja, siempre.

5. PELVIS HACIA ADELANTE:

Cada ritmo tiene su grado de sensualidad y contacto físico, pero hay hombres que con el primer reggaetón suelen catapultar la cadera hacia delante y dejarla inmóvil toda la noche. Esto no sólo se ve horrible, sino que la gran mayoría de las mujeres lo detesta, ¿y cómo culparlas?

6. HACER EL PASO RÁFAGA:

Llegó la hora de eliminar este duro-de-matar paso de baile, que por motivos ajenos a nuestra comprensión sigue vivo, haciendo apariciones espontáneas en uno que otro matrimonio. Dejemos en claro lo que nadie ha sido capaz de decir: NADIE SE VE BIEN HACIENDO ESTE PASO, por favor superémoslo.

 

Share this post