Fabrizio Sbano

EL ITALIANO FABRIZIO SBANO TRAE A CHILE LO MEJOR DE SU PAÍS: ROPA DE PRIMERA CALIDAD Y LA POSIBILIDAD DE HACER TRAJES A MEDIDA CON LA IMPECABLE CONFECCIÓN ITALIANA.


Texto Manuela Jobet  Fotos Pato Mardones

Basta con leer “Made in Italy” en una etiqueta para que ese objeto se convierta en uno calificado y deseable. Su manufactura, la calidad de sus materiales y el buen gusto que caracteriza a los italianos, han hecho de esa frase una marca registrada a nivel mundial. Y Fabrizio Sbano lo sabe. Instalado en Chile desde hace 12 años, Sbano predica y practica. Su look es impecable y su procedencia se detecta a la legua. Elegante, clásico, sobrio y con ese “algo” típicamente italiano.

Después de trabajar por 16 años en Ermenegildo Zegna, marca de la que fue Gerente General para el Cono Sur, encargándose de la apertura de cada una de sus tiendas de la región, en 2011 decidió dar un paso al costado y aplicar lo aprendido en la casa italiana esta vez bajo su propio alero.

Sbano su Misura. Así se llama su marca que funciona en un departamento en Vitacura. Ahí toma medidas en base a patrones y ofrece un amplio catálogo de materiales, siempre luego de conversar con el cliente, conocer su gusto, estilo y el uso que le dará a la ropa. Para dar con el resultado perfecto, tiene un enorme repertorio de las calificadas telas italianas Loro Piana, opciones de forros de todos colores, decenas de botones, algunos metálicos, otros de materiales naturales como concha de perla. Una vez elegida la materia prima, manda a confeccionar a la histórica italiana L.B.M, cuya fábrica se encuentra en Mantua, en la región de Lombardía. A las cinco semanas el cliente puede estar usando su traje con todos los detalles completamente personalizados.

Para complementar su oferta de sastrería, Sbano tiene también los reconocidos Santoni, una empresa tradicional italiana que produce exclusivamente zapatos hechos a mano de vestir, mocasines y zapatillas. Tiene también sweaters de Drumhor y corbatas de Marinella, marca de Nápoles conocida como la marca de los jefes de estado luego de que personajes como Bill Clinton, Georoge Bush y Carlos de Borbón las eligieran por su increíble seda y diseño.

“El Made in Italy es una garantía por sus materiales y confección. Todo lo que traigo es hecho en Italia y son marcas muy de nicho, muy reconocidas y usadas por los italianos pero no populares en el resto del mundo. Las telas son 100% italianas, no producidos afuera, y esa es la fortaleza”.

Sbano además trae una línea Pret a Porter, ideal para el día a día.

Share this post