Eugenio López

EL COLECCIONISTA

CONSIDERADO EL COLECCIONISTA DE ARTE MODERNO MÁS IMPORTANTE DE LATINOAMÉRICA, EL MEXICANO EUGENIO LÓPEZ ESTRENÓ CASA NUEVA EN CIUDAD DE MÉXICO. DECORADA POR EL INTERIORISTA ESPAÑOL LUIS BUSTAMANTE, EN EL ESPACIO CONVIVEN ARMÓNICAMENTE DESTACADAS PIEZAS DE ARTE CON ELEMENTOS NEUTROS Y CÁLIDOS.


Texto Manuela Jobet Fotos Ricardo Labougle

Si no está viajando por el mundo, Eugenio López -coleccionista y dueño del grupo Jumex- divide su tiempo entre su casa de Los Ángeles y la que a mediados de 2017 se compró en el exclusivo barrio Lomas de Chapultepec en México. Motivado por pasar más tiempo en su país natal, este espacio se convirtió en la excusa perfecta para lograr su objetivo: en cerca de mil quinientos metros cuadrados, sobre los que se emplaza una casona de los años `70, el también dueño del Museo Jumex – diseñado por el arquitecto británico David Chipperfield y considerado uno de los más importantes de América Latina- montó su propia obra de arte. A cargo del interiorista español Luis Bustamante, no es casualidad que el espacio se haya convertido en uno magistral, que en cada esquina rinde culto al buen gusto. “Para decorarla me inspiré en todas sus obras, ya que la idea era hacer una casa donde poder exponer el arte de la mejor manera. Para eso, el lugar se planteó muy neutro, con mucha madera y mucha calidad”.

En el living, una imponente biblioteca de doble altura aloja los cuatro mil libros y revistas que López ha ido acumulando, en su mayoría catálo-gos de exposiciones y libros de arte; sofás curvos complementados con sillas Vladimir Kagan y una mesa Fredrikson Stallard, todo rodeado de una cálida revestidura de roble que convive con ventanales a través de los que se ven los jardines del paisajista español Jesús Ibañez. En la otra parte de la casa, Bustamante dio forma a diferentes salas, cuyo dueño usa para reuniones o fiestas. Mesas con cubiertas de mármol, sofás de líneas simples y una enorme bandera de Estados Unidos dorada del danés Danh Vo.

Parte de sus más de tres mil obras ocupan un lugar especial. Bustamante incorporó diferentes piezas como una caja de Donald Judd, fotos de McCarthy, esculturas de Abraham Cruzvillegas y Carl Andre y dibujos de Cy Twombly. “Toda la obra expuesta y todo el mobiliario es fantástico. Si tengo que destacar algo, me fascina la mesa de la biblioteca de Fredricson & Stallard”, dice Bustamante.

Share this post