El factor Millennial

Efecto Millennial

AUNQUE SE QUIERA VER COMO ALGO ATEMPORAL, PODEROSO E INMORTAL, EL LUJO NO TIENE EL ÉXITO ASEGURADO. LAS NUEVAS GENERACIONES VIENEN CON HÁBITOS DE CONSUMO QUE SI NO SE LOGRAN PREVER, SE VERÁN CATASTRÓFICAMENTE REFLEJADOS EN LAS VENTAS. Y ESTO ES HOY, NO MAÑANA. AHORA LA MODA NO SÓLO DEBERÁ ADELANTARSE EN LAS TENDENCIAS ESTÉTICAS, SINO QUE TENDRÁ QUE AUGURAR LO QUE QUIEREN LOS FAMOSOS Y MIMADOS MILLENNIALS.


Texto Felipe Moraga

Las marcas de lujo obligadas por la necesidad de adelantarse a las tendencias, vieron que debían reinventar la forma de vender. Que más que el producto es la experiencia de compra completa lo que motiva a gastar la plata en una marca y no en otra. El concepto de compra hoy en día es Mix & Match. Véronique Gautier, directora de belleza y fragancias de Armani lo tiene claro y nos lo explica así: “Por supuesto que las nuevas generaciones han cambiado la forma de consumir. Ahora todo es mix & match, no quieren un solo estilo, no quieren que nadie les diga qué tienen que elegir. Todo es juego para ellos”. Pero no un juego sin sentido, porque son prácticos y sus compras tienen un propósito.

Uno de los precursores fue Gucci, que creó un sistema de comunicación global que no sólo vende ropa o bolsos, sino que incluye un fuerte concepto en sus campañas que se vivencia en las redes sociales. Luego vimos a Louis Vuitton y su colaboración con Supreme, que generó toda una revolución en las pre ventas de sus tiendas. Y ahora estamos viendo marcas como Dolce & Gabbana, que en su último desfile llamado King’s Angels presentado en la semana de la moda en Milán, incluyó a Felipe Moraga, muchos rostros millennials entre sus modelos.

En la pasarela se pudo identificar a Kevin Chaplin, nieto de Charlie Chaplin; Dylan Jagger Lee, hijo de la actriz Pamela Anderson y el baterista Tommy Lee; Presley Gerber, hijo de la modelo Cindy Crawford; Paris Brosnan, hijo del actor Pierce Brosnan; e incluso Christian Combs, hijo del rapero Puff Daddy. Además fue protagonizado por el mediático cantante colombiano Maluma, que fue presentado como el rey indiscutido de la fastuosidad, del reggeaton y de los millennials (tiene más de 30 millones de seguidores en su cuenta de Instagram).

A todo este despliegue escénico le debemos sumar la cobertura por las redes sociales en tiempo real, en donde previo
al desfile se iba presentando a cada modelo en el Instagram Stories, junto al #DGMillennials. Más explícito, imposible. Ya no basta con diseñar y coser bien. Ahora la experiencia que envuelve a los productos es importantísima. El cómo te lo venden hace la diferencia al momento de escoger una marca u otra. Las agencias de PR están jugando un papel clave en cómo ir descubriendo tendencias y rostros de los cuales anclarse y absorber toda su juvenil popularidad.

Share this post