Cristián Donoso

REINVENTÁNDOSE

MUEBLES, ADORNOS, COMPLEMENTOS E ILUMINACIÓN SON PARTE DEL NUEVO PROYECTO QUE CRISTIÁN DONOSO INAUGURARÁ OFICIALMENTE EN SEPTIEMBRE.


Texto Javiera Medina Payá Fotos Pato Mardones 

“Soy una persona con una sensibilidad y creatividad natural, los números no son mi fuerte”, confiesa Cristián Donoso (54). Solo con el tiempo ha aprendido a ser empresario, y hoy todo lo aplica en su primera tienda ubicada en Alonso de Córdova. Son más de veinte años de trabajo y una historia de ebanista que no parte en Chile.

Tenía 24 años cuando se fue a Asia para aclarar las dudas respecto a su futuro. Dice que el sistema educacional no le acomodaba y hasta ese momento no había nada que le llamara la atención. Allá estuvo tres años, hasta que se dio cuenta de que quería dedicarse a la artesanía. Y se fue a vivir a Ecuador para hacerlo. “Es uno de los lugares donde puedes aprender de forma directa a trabajar la madera y la herramienta. A aprender el proceso”.

Sentado en el lugar donde irán los muebles de cocina en su tienda, Donoso dice entre risas que aprender a sacar un buen filo a las herramientas es tan difícil como cálculo uno, dos o tres en las escuelas de ingeniería. También, que es necesario lograr que “las manos se fusionen con la herramienta y se vuelvan una sola”.

Tras varios años de estudio decidió seguir su camino: en un taller de Ecuador empezó su emprendimiento, con el que pretendía adquirir su propio estilo. Doce años después entendió que había cumplido un ciclo, por lo que decidió continuar su búsqueda en Chile. En 2006 trasladó la maquinaria y, junto a su equipo, llegó a El Monte, una comuna de Talagante. “Elegí un campo metido entremedio de la naturaleza porque nuestro oficio tiene que ver con eso: la madera, la nobleza y la contemplación”, explica.

Sustentabilidad, naturaleza y tendencia

Cristián Donoso no es un empresario común. En su taller ejerce las funciones de un maestro mayor, es decir, toma las decisiones en el ámbito estético y técnico. Por lo mismo le preocupa el proceso completo de la creación de un mueble: desde la relación con un árbol, hasta la persona que finalmente lo comprará.

Una anécdota que siempre recuerda es que un cliente le pidió arreglar un mueble de 1900 y que tenía escrito “made by machine”. Dice que lo marcó porque en ese tiempo las personas se vanagloriaban de tener algo hecho con máquinas y hoy, en cambio, “la tendencia es la sustentabilidad. Las personas son más respetuosas y quieren darle una segunda vida al árbol que valga la pena, y que sea tratada como merece también”.

La tienda

Cumplió 50 años en 2014 y tras un mensaje celestial, confiesa, surgió la idea de su primera tienda. “Llega una etapa en la que uno avanza en aprendizaje y puede tener una propuesta. Este lugar, después de muchos años, me permite eso. Ya no tengo que hacer una buena interpretación de lo que quiere el cliente, hoy día puedo analizar las necesidades de un grupo de personas, elegir una estética y proponer un mueble de acuerdo a eso”, expresa.

La tienda está ubicada en Alonso de Córdova y será inaugurada en septiembre de este año. Donoso está feliz y siente que luego de 25 años de carrera está en su punto más alto, uno que hace mucho tiempo había preparado. Hoy, enfatiza, la creación de muebles y la realización de este espacio de venta lo tiene muy contento, porque “no todos los artesanos tienen la posibilidad de enfrentar el mercado con una propuesta propia, y que sea considerado un bien de lujo es emocionante”.

Share this post