Colecciones Estelares

AQUÍ DESTACAMOS A ALGUNAS DE LAS CELEBRIDADES QUE SE HAN DADO EL LUJO DE SORPRENDERNOS EN EL ÚLTIMO TIEMPO CON LO MEJOR Y MÁS VALIOSO DE SUS PRECIADAS COLECCIONES, Y EXPLICAMOS PORQUÉ SE GANAN EL RESPETO DE LOS ENTENDIDOS.


Texto Daniel Pinto

Perdidos en un mundo lleno de brillos, lujos y excesos, nos cuesta a veces visualizar a nuestros artistas favoritos como gente común y corriente, con problemas tan domésticos como pagar cuentas, lavar la ropa sucia, o tener que pedir por su cuenta esas hamburguesas en Uber Eats a las 3 de la madrugada.

Tan lejanos en el firmamento de Hollywood, imaginamos que sus hobbies consisten en coleccionar tigres blancos y darse baños de tina de Veuve Clicquot. Con tanto dinero en sus cuentas bancarias, muchos prefieren caer en excesos de consumo conspicuo, gastando fortunas en moda, joyas, casas y autos, sin nunca llegar a tener realmente estilo. Por otro lado, y cada cierto tiempo, algún famoso nos toma de sorpresa con su faceta oculta de coleccionista del buen gusto, y descubrimos que dicho personaje, generalmente de manera silenciosa, es un entendido y apasionado en alguna de las artes más oscuras del coleccionismo. Hoy, nos adentramos en uno de los hoyos negros más profundos del mundo de los hobbies y revisamos la pasión oculta (¡y las millonarias colecciones!) que estos iconos del entretenimiento sienten por el mundo del tiempo y su guardián mas fiel: el reloj.

Algunos coleccionan por razones estéticas. Otros sienten la fascinación mecánica desde pequeños. Incluso algunos son tan misteriosos al respecto, que nadie conoce bien las reales motivaciones detrás de su obsesión. En cualquier caso, sus colecciones son dignas de respeto y envidia en igual medida, pero más importante aún, demuestran que no solo se necesita dinero para construir una colección legendaria. Es indispensable adentrarse en las entrañas del universo relojero, estudiar con paciencia su historia y conocer los rincones mas recónditos del ciberespacio para emerger como un verdadero experto capaz de distinguir entre un verdadero clásico y una moda pasajera.


John Mayer

Si su colección de romances -que incluye a Jennifer Aniston, Katy Perry y Taylor Swift- ya nos indica algo sobre el buen gusto del cantante, lo de Mayer como coleccionista de relojes ha sido un ascenso meteórico de calidad y cantidad. Fascinado desde pequeño con su reloj de Star Wars, Mayer atesoró ese pequeño juguete como un verdadero amigo de infancia. Ya con su primer cheque luego de su álbum debut Room for Squares (2001) fue y compró su primer reloj “en serio”: un rudo Rolex Explorer II. La noción de este peso en su muñeca, y la sensación de poder afrontar cualquier aventura con él, llevaron a Mayer a seguir investigando y enamorándose de nuevas marcas y modelos.

Su colección está valorada en decenas de millones de dólares, con un énfasis en piezas vintage con mucha historia y altas complicaciones que combina de manera magistral con sus looks casuales, especialmente de marcas como Rolex, Audemars Piguet, y Patek Philippe. Su fanatismo es tal, que es colaborador habitual de sitios especializados como Hodinkee.com, además de haber sido invitado por la Federación Suiza de Relojería como Jurado en el tradicional “Gran Prix d`Horlogerie de Geneve”. Incluso, se supo de una carta que escribió directamente al CEO de IWC, una de sus marcas favoritas, para emplazarlo por su uso excesivo de rostros publicitarios y falta de creatividad en los nuevos diseños. La carta fue respondida por la marca, lo que demuestra la posición que ocupa Mayer en el espectro de los coleccionistas. Incluso Patek Philippe, una marca ampliamente reconocida por su elitismo y secretismo, ha accedido a las peticiones de Mayer de crear piezas especiales y únicas comisionadas por el cantante, de acuerdo a sus gustos y exigencias técnicas.

Se ha transformado en un verdadero “nerd” de los relojes, visitando, como cualquier ciudadano común, los salones de relojería del mundo, lupa en mano y compartiendo codo a codo con otros entusiastas como él, y convirtiéndose de paso, en la cara más visible de una comunidad de coleccionistas de relojes que crece día a día, pareciendo desafiar la revolución digital y desechable en que vivimos. De su colección, destacamos estas tres piezas:

ROLEX SUBMARINER 1680 COMEX: años 80, precio actual : USD 50.000
IWC BIG PILOT: código IW500201,  Año 2007 aprox , Precio actual: USD 10.000
PATEK PHILIPPE: código 5396G, año 2013, precio actual: USD 100.000

IG: @johnmayer


Ellen DeGeneres

Ninguna lista de los coleccionistas más importantes de Hollywood estaría completa si no incluye a la Reina Madre de Rolex: la comediante, actriz, activista, filántropa y genial Ellen Degeneres. Junto a sus 33 premios Emmy, Ellen ha amasado una colección de Rolex que haría salivar hasta al más escéptico de nosotros, con relojes que son generalmente diseñados para hombres, pero que ella sabe llevar con más estilo y garbo que la gran mayoría de sus famosos invitados.

Cada vez que sintonizamos su “Ellen Show”, nos sorprende con un reloj distinto, cada uno más especial y exótico que el anterior. Sabemos que en su caja de seguridad cohabitan más de 50 Rolex clásicos y varios Patek Philippe de colección también. Mirar su muñeca durante cada aparición pública se ha vuelto un deporte en sí mismo para coleccionistas de todo el mundo, que esperan con ansias descubrir cual será su próxima adquisición, que mezcla a la perfección relojes clásicos con hits modernos, siempre bien combinados con sus llamativas chaquetas. Nadie sabe muy bien de dónde nace esta pasión por los relojes ni como ha logrado adquirir tanto conocimiento sobre el tema, pero hoy está claro que sea lo que sea que Ellen esté usando en su muñeca, es un objeto que se pondrá de moda y seguramente aumentará su valor de mercado de manera sustancial e inmediata. Así de fuerte puede ser el impacto de una figura tan transversal y querida como ella, capaz de influir sobre los precios del mercado y, más importante aún, sobre los estereotipos de género que suelen imperar en estos círculos.

Aún sin jamás hablar públicamente de su colección ni jactarse en redes sociales de sus adquisiciones, Ellen se ha transformado en una verdadera autoridad en la materia exclusivamente por sus acciones y por lo poco que hemos podido descubrir acerca de la real magnitud de su enigmática colección. Aunque sería fácil escribir un libro completo con las piezas más relevantes de su colección, esta pequeña selección es evidencia suficiente del gusto impecable de esta gran mujer:

PND: Código 6241, años 60, Precio actual: USD 200.000
Rolex Sub Oro Blanco: Código 116619 , año 2008, Precio actual: USD 25.000
Nautilus : Código 5711/1ª , año 2000 (apróx), Precio actual: USD 50.000

IG: @theellenshow


Eric Clapton

Uno de los guitarristas más legendarios de la historia del rock, “Slow Hands” ha demostrado un apetito insaciable para armar colecciones envidiables, desde Ferraris de la década del 60 que compró a Steve McQueen, hasta obras de arte de Gerhard Richter que superan los 30 millones de dólares, ¡cada una! Aún así, una parte importante de su corazón está ocupada por su impresionante colección de relojes, que ha sido destacada por el mismo músico en parte de su trabajo con el disco “TimePieces” y las menciones a Patek Phillipe en su autobiografía.

Lo de Clapton es elegancia pura, con un gusto cargado a piezas únicas o muy limitadas que usa frecuentemente y que en su mayoría son vintage. El ganador de 18 Grammys lleva toda una vida coleccionando relojes, llegando incluso a ser embajador de Rolex. A lo largo del camino hemos visto cómo ha adquirido o vendido piezas históricas en numerosas subastas, algunas de ellas alcanzando récords mundiales de precio y siendo colaborador permanente de subastas de caridad.

Su talento para conseguir piezas imposibles es conocido por todos, y a pesar de haber vendido su colección casi completa a principio de los 2000, ha sabido reinventarse en este hobby y descubrir algunas de las joyitas que le hemos visto en sus últimas apariciones públicas, principalmente Patek Philippe y Rolex. Aquí un detalle de sus “greatest hits” de las últimas décadas y sus descabellados valores:

PP2499P (solo se hicieron 2): Lo vendió por 3.65 MM
Rolex Daytona 6263 Albino: Precio: 1,4 MM
Rolex Yachtmaster Prototipo: (se hicieron 3) Se vendió por 1,4 MM


 

Share this post