Un binomio es una expresión algebraica de dos términos que se suman o restan: (a+b). Al elevar esa suma al cuadrado, (a+b)2, se da lo que los matemáticos llaman un ‘trimonio cuadrado perfecto’: (a2+2ab+b2), parte de los llamados ‘productos notables’. Dejemos de lado la matemática y quedémonos con las palabras: perfecto y notable. Cuando dos elementos se suman y se multiplican por sí mismos, efectivamente se obtiene ese acercamiento textual a la matemática. Tal es el caso del insuperable power couple de la banquetería santiaguina, conformado por Francesca Margozzini y Pablo Bagnara, quienes en sus 14 años como socios y 18 años de amistad han establecido nuevos cánones de excelencia para toda una industria.

Continue reading →

MÁS ALLÁ DE LA PALABRA ORGÁNICO

CUANDO NOS HABLAN DE ALGO “ORGÁNICO”, NUESTRA MENTE SE TRANSPORTA A UN MERCADO DE FRUTAS Y VERDURAS RECARGADO DE LUCES FESTIVALERAS Y FARDOS DE PAJA, LLENO DE ENTUSIASTAS VENDEDORES QUE EVANGELIZAN AL PÚBLICO RESPECTO DE SUS PRODUCTOS AL SON DE MÚSICA FOLK. EL GERENTE DE MARKETING DE EMILIANA, LA VIÑA ORGÁNICA MÁS IMPORTANTE DE CHILE, EN ABSOLUTO ENCAJA EN ESTA ESCENA PINTERESTESCA.

VESTIDO DE NEGRO DE PIES A CABEZA Y DE ANDAR PAUSADO, SU FENOTIPO ES MÁS BIEN DE ARTISTA-FILÓSOFO-URBANISTA QUE DE CUALQUIER OTRA COSA, CON UN MINIMALISMO INTRÍNSECO QUE SE REAFIRMA EN CADA UNA DE SUS POCAS PALABRAS. NO ES SINO HASTA QUE CAUTELOSAMENTE CRUZA LAS BARRERAS DE LA CORDIALIDAD, QUE SU APARENTE LACONISMO SE VUELCA A ENTUSIASMO, PARTICULARMENTE EN QUIENES, AL IGUAL QUE ÉL, VALORAN TANTO LA BUENA CONVERSACIÓN COMO EL BUEN SILENCIO.


Texto Richard Sharman Fotos Sebastián Utreras

NANO MITARAKIS (32) COMIENZA SU DÍA A LAS 05:00 AM. No le gusta acompasarse al ritmo de la ciudad, ni andar a las carreras. Necesita suficiente tiempo para levantarse, cocinar y leer el diario antes de meterse a la ducha y partir a la oficina. “Necesito llegar al trabajo habiendo tenido tiempo para pensar, informarme y así ser más productivo. Además, mientras maás amaneceres vea uno, mejor”, dice mientras saltea un wok de verduras y termina una sopa de betarraga en la cocina de su departamento, donde nos invitó a almorzar. Así como se viste, decora. No hay más de cuatro objetos entre living y comedor, todos enmarcados sobre muros negros y piso de parquet oscuro. Lo esencial, y punto. Parte del visionario clan Guilisasti que hoy maneja Concha y Toro, la marca de vino más poderosa del mundo, su relación con el vino es genética.

 

Almorzamos en el mesón de la cocina, aperada de los ingredientes favoritos de nuestro anfitrión. Son pocos, pero específicos: entre ellos aceite de trufa blanca, aceite de oliva y miel de abeja. Los últimos dos son de Emiliana, ambos orgánicos. De reojo nos ve examinando las etiquetas, y se adelanta a nuestra pregunta: “La palabra ‘orgánico’ está tan prostituida, que mucha gente ya ni sabe de qué se trata. Un producto orgánico es el que proviene de campos y procesos en que no se usan químicos, pesticidas ni fertilizantes de origen sintético”. “¿Emiliana, es orgánica?” preguntamos como si se tratara de una persona. “Sí, pero además es completamente biodinámica, que es algo aún más interesante”, contesta sin perder de vista el wok. “La biodinámica se trata de un método de agricultura ecológica basado en las teorías de Rudolf Steiner, el fundador de la Antroposofía. Steiner plantea que el campo debe tratarse como un ser vivo, privilegiando y cuidando la interrelación entre suelos, plantas y animales para crear un ser equilibrado con mínima intervención externa”. Nos quedamos pegados en “Emiliana”, esta persona de la que Nano habla como si se tratase de una amiga cercana. “Al igual que una persona que puede tratarse un resfrío con productos homeopáticos, a un campo biodinámico se le trata con preparados para que esté 100% saludable. Los preparados se conocen por los números 500 al 508 y por los elementos y plantas que se usan para su elaboración, como la manzanilla, la valeriana o el diente de león, entre otros.

Cada uno de estos preparados busca generar un efecto retributivo al campo e influir en la dinámica del crecimiento de las plantas. Para que un campo sea certificado orgánico se necesita tratar la tierra de esta forma al menos tres años, y dos más para ser certificado biodinámico. Es mucho trabajo y requiere un equipo muy comprometido, pero es una inversión que garantiza que ese campo va a estar preparado para enfrentar las exigencias de un campo agrícola sin desangrarlo ni herirlo, y eso es muy satisfactorio. Al final es entregarle retribución a un ser que nos alimenta, es darle amor, es cuidarlo”.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]


DE VOY, DE VAMOS, DE VENTE, DE VUELVO, DE VUELTA

ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE EXPLICAR LO PODEROSA QUE ES LA OBRA DEL ARTISTA FELIPE VALDIVIA PARA QUIEN NO LA HA VISTO. SU MANEJO VERBAL ES TAN PRECISO COMO LAS AGUJAS CON QUE TRABAJA, Y USANDO UN LENGUAJE ABSOLUTAMENTE PROPIO, LOGRA ESTREMECER AL ESPECTADOR DESDE LA LATERALIDAD, LA INTELIGENCIA Y EL HUMOR, PERO TAMBIÉN EL AMOR. NO ESE AMOR ROSADO ACARAMELADO, SINO ESE AMOR SINCERO, SUFRIDO, LASCIVO Y CARENTE DE TODO FILTRO. LO DE VALDIVIA ES TANTÍSIMO MÁS QUE HILOS Y GÉNEROS: SON PALABRAS QUE TODOS HEMOS PENSADO, POCOS HEMOS DICHO Y SOLO ÉL HA, LITERALMENTE, HILADO.


Texto Richard Sharman Foto Sebastián Utreras

El mundo de este artista-publicista está poblado de personas, perros, retazos de género y palabras, muchas palabras. Su mente, como la de todo buen publicista, está en constante cacería de insights, algunos publicitarios y otros no tanto, que articulan parte importante de su inconfundible discurso. “Soy publicista hace 15 años. Ese es mi trabajo y me encanta. Además soy profesor, doy clases de publicidad en la Universidad del Desarrollo. Como artista, sin embargo, soy completamente autodidacta: cuando comencé bordando, hace 10 años, no sabía ni bordar, ni dibujar, ni nada, pero fui aprendiendo. Esa particularidad de aprender sobre la marcha, de formarse a sí mismo y de enfrentarse al ‘no saber’ queda plasmado en la obra, y eso me encanta.

“Peligroso”; 1.60×70, 2017

 

“No Love”; 80×60, 2015

  

LA PALABRA HABLADA ES EFÍMERA, PERO LAS SUTURAS EMOCIONALES DEL HILO Y LA AGUJA, QUEDAN.

¿Qué viene primero, el formato o el discurso?

Mi tema no es el bordado como técnica, sino lo que materializo a través del bordado. Si bien llevo haciendo esto más de una década, el día de mañana podría pasar a usar mimbre, metal o cualquier otra cosa. El material es una nave para transportar un mensaje, y el mensaje es la verdadera materia prima.

¿El bordado se ha popularizado bastante en lo que llevamos del año. Te genera algún rechazo esto?

Cuando partí bordando, nadie más lo hacía, salvo las “señoras que bordaban”. Había referentes artísticos, como Violeta Parra, pero no era visto como un formato de arte. Hoy se ha popularizado bastante, y mucha gente me pregunta si me choca esto en términos de copia. No me choca. Mucha gente puede bordar, pero nadie va a poder decir lo que yo digo, vuelvo a que la materia prima de mi trabajo es el discurso, y eso es algo inimitable. El hilo es el lápiz con el que, por el momento, escribo.

No obstante, la materialidad es absolutamente clave en lo que hago. No solo por un tema estético, sino también sensorial del público con la obra: que toquen el bordado, que sientan el hilo, que vean la puntada. La lana, por ejemplo tiene la habilidad de catalizar recuerdos de infancia y la gente naturalmente tiende a tocarla, lo que le pase es como consecuencia de ser manoseada, es parte del proceso que tiene que vivir esa obra. Para mí, a la obra tienen que pasarle cosas producto de haber interactuado con el espectador.

 

“Tinta”, 18×18; 2014 / “Compré mi Singer en Estados Unidos y aprendí a usarla a punta de tutoriales en Youtube”.

 

Nano Valdivia en su estudio

 

 

 

 

 

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]

 

 


DOS MENTES PIENSAN MÁS QUE UNA -ESO ESTÁ CLARO- PERO CUANDO SE TRATA DE GEMELOS CON UNA MISMA FORMACIÓN, PROFESIÓN Y TALENTOS COMPLEMENTARIOS, LAS IDEAS Y LOS RESULTADOS PASAN DE SUMARSE A MULTIPLICARSE EXPONENCIALMENTE. CON SU PRODUCTORA, ANDINO, LA IDÉNTICA DUPLA DE CRISTÓBAL Y SEBASTIÁN ZEGERS COSECHA ÉXITOS CON UN MODELO DE PUBLICIDAD COMPLETAMENTE DISTINTO AL QUE HASTA HOY HA MARCADO LA PAUTA NACIONAL, Y LOS RESULTADOS DE SU APUESTA HABLAN POR SÍ SOLOS.


Texto Richard Sharman Fotos Sebastián Utreras

Hay uno más chascón que el otro, pero en el resto son idénticos. Una vez que se les oye hablar, sin embargo, se agudizan un par de diferencias. Éstas no son obvias; no hay uno que hable más, ni sepa más, ni “lleve la batuta”. No se pisan los pies entre ellos, sino que se complementan, y si tienen algo que decir sobre lo que dijo el otro, interrumpen con un gesto de pausa y el anuncio de “un aporte”.

Con experiencias de éxitos y fracasos a cuestas, la dupla volvió al marketing tras dejar el competitivo mundo del emprendimiento digital y su paso por Los Ángeles, California, donde junto a poderosos socios lanzaron Huntcha, una red social para encontrar pareja, que sucumbió ante la popularización de Tinder. No temen hablar de fracasos, apuestas ni éxitos, y son los primeros en defender la calidad de la industria creativa chilena, de la cual han sido agentes activos durante más de una década. En todo momento de sus carreras, los gemelos Zegers más bien han sido trillizos, omnipresentemente acompañados por lo que los une más allá de la genética: el Marketing. Andino, que fundaron junto a otros tres socios, Humberto Sichel (Chilevisión), Jaime Villareal y Cristóbal Jaramillo es el desenlace de esta triangulación.

“Ambos somos publicistas, de la misma universidad y casi el mismo curso. Cristóbal estudió Ingeniería Comercial un año pero se cambió y egresamos juntos. Teníamos módulo los sábados en la mañana, un ramo medular de la carrera en el que junto a un grupo simulabas ser una agencia y tenías que presentar una campaña en tiempo limitado. Ninguno de los dos había sido muy académico en el colegio, pero la creatividad catalizó la responsabilidad en ambos. “Nos encantaba aplicar creatividad a un caso puntual” dice Sebastián, a lo que Cristóbal agrega: “el marketing tiene el valor agregado que existe creatividad asociada a un resultado comercial”.

“Formamos Andino como respuesta a nuestra visión de lo que debe ser una agencia de publicidad hoy, que no tiene nada que ver con el rallado de cancha tradicional”. “¿Andino es una productora o una agencia?”, interrumpimos. “Es una productora, justamente porque literalmente queremos pararnos desde otro lugar. Y desde ahí proponer campañas que vayan acordes con el presente de Chile”.

“Suena tan obvio como que 2+2 es 4, pero hasta hace un tiempo no lo era, y la evidencia está en que las campañas publicitarias hasta hace pocos años sólo eran vistas porque se imponían a través de los medios, pero no de la ‘carne’ misma, ¿me explico?”; asentimos, y el otro Zegers complementa nuevamente las palabras de su contraparte. “Empieza a primar lo atractiva de tu campaña como factor clave y decisivo para una marca. Hoy hay que ganarse la atención, merecerla, porque hoy, dado que se puede elegir qué ver y qué no, una campaña debe lograr querer ser vista. Suena simple, pero logrado no lo es”.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]


OJO ESPACIAL

VICENTE GARCÍA MEKIS (33) HA HECHO DEL ESPACIO LA MÉDULA DE SU CARRERA. NO HABLAMOS DE UN ASTRONAUTA, SINO DE UN ARQUITECTO CONVENCIDO DE LA SUPREMA IMPORTANCIA QUE TIENE EL AMBIENTE EN EL QUE VIVIMOS Y NUESTRA RELACIÓN CON LOS OBJETOS DE LOS QUE NOS RODEAMOS. FOTÓGRAFO Y CO-FUNDADOR DE LA EXITOSA MARCA DE DECORACIÓN ONLINE KILIMA, ES UNA DE ESAS PERSONAS CON “OJO ESPACIAL”, UNA SINGULAR CARACTERÍSTICA EVIDENCIADA A CABALIDAD EN CADA UNO DE LOS PROYECTOS EN LOS QUE SE INVOLUCRA ESTE RISUEÑO REY MIDAS DE LA ESTÉTICA INTEGRAL.


Al entrar al departamento de Vicho, algo inevitablemente hace ‘click’ respecto a él y su conocido ojo espacial. Pareciera que cada objeto y color ha sido dispuesto y ajustado hasta lograr un diálogo integral con quien lo habita, y es imposible no sentirse como espectador en una muy bien lograda sinfonía hombre-espacio. Al igual que sus diseños y cada una de sus fotografías o acuarelas, se trata de una mezcla exacta de nostalgia y prolijidad en donde cada cosa tiene su lugar; un inusual híbrido entre lo práctico y lo romántico.

Su espacio es una materialización de su mente, y los objetos que diseña junto a su socia Javiera Pérez-Cotapos, responden a la perspicaz percepción de ambos respecto al nuevo rumbo de la decoración en el retail: consumidores cada vez más involucrados con el espacio que habitan y una industria comprensiva respecto a sus nuevas necesidades.

“Gran parte de mi formación estética y de mi interés por los espacios y objetos, se lo debo a las revistas. Mi mamá es decoradora, y en la época en que no existía ni Amazon ni Pinterest ni nada por el estilo, la única forma de mirar hacia afuera y de poder meterse en las casas y espacios de otros, era viajar e “importar” revistas.

Tengo grabado ese momento en que llegaban las ediciones nuevas a la casa, esa sensación de renovación de nuevas ideas, comparable únicamente a mirar por una ventana o tener un pasaporte en las manos. Cuando uno estudia la manera en que viven distintas personas alrededor del mundo, vas dándote cuenta que pese a que existen una infinidad de estilos decorativos, la forma en que utilizamos e intervenimos nuestros espacios se rige siempre por una combinación entre razón y emoción.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]

 


MR. MARKETING

HAY PERSONAJES QUE DEBIESEN IR SIEMPRE ACOMPAÑADOS DE UN SOUNDTRACK AD-HOC. TAL ES EL CASO DEL ENIGMÁTICO BRACEY WILSON (51), QUIEN PARECIERA VIVIR EN UNA MELODÍA DE LOS AÑOS ’30 SACADA DE UN DISCO DE AL BOWLLY. EL NUEVO DIRECTOR DEL MASTER Y DIPLOMA EN DIRECCIÓN DE MARKETING DE LA UNIVERSIDAD ADOLFO IBÁÑEZ, ADEMÁS DE SER INSTANTÁNEAMENTE RECONOCIBLE POR SU CARACTERÍSTICO LOOK, SE DESTACA INTERNACIONALMENTE COMO UNA DE LAS EMINENCIAS EN MARKETING DE NUESTRO PAÍS, CON MÁS QUE SUFICIENTE MÉRITO A SU HABER PARA EMPRENDER LA TITÁNICA TAREA DE REDEFINIR Y PERFECCIONAR AL MARKETERO CHILENO DEL FUTURO.


Texto Richard Sharman Foto Sebastián Utreras

De andar pausado y pocas palabras, su currículum habla por sí solo. Durante ocho años fue Director Comercial para América Latina del grupo Saint-Laurent en Brasil, tras cuya venta regresó a Chile para asumir como Director de Marketing del gigante norteamericano Revlon. Ya en Santiago, de a poco fue expandiéndose y trasladándose múltiples veces alrededor del continente: primero como Country Manager para Chile y Argentina, con base en Buenos Aires, luego como Director Regional para toda Latinoamérica, con base en Ciudad de México, y finalmente como Director Global de Marketing a nivel mundial, con base en Nueva York. Hoy, lo que se trae entre manos es el ambicioso desafío de redefinir la formación y el alcance de los marketeros chilenos, erradicando por completo el perpetuado estigma del Marketing como una “ciencia menor”.

 

“Lamentablemente, la formación en marketing de Chile sigue siendo extremadamente débil; demasiado intuitiva y temperamental para lo que realmente necesita una compañía. Por lo demás, este fenómeno es bastante chileno, considerando que en países como México y Brasil -aquí al lado- el marketing es cuantitativo y empírico además de intuitivo. Por supuesto que el marketero no es una mente cuadrada; la creatividad efectivamente es su gran arma, pero necesita validar sus intuiciones y propuestas con factibilidad financiera y operativa, de lo contrario es un peligro organizacional. El marketing no es el departamento encargado de simplemente coordinar el evento o decidir si la promotora es rubia o morena: es una ciencia ingenieril, por lo que requiere ingenio aplicado”.

El renovado programa que ofrecerá a su cargo la UAI, plantea además una construcción transversal del conocimiento marketero para profesionales de otras áreas: “esta renovación ofrece tres programas: el Diploma en Dirección de Marketing, para profesionales como periodistas y diseñadores que no tienen una formación marketera formal pero necesitan un esqueleto inicial en el tema; el Magíster en Dirección de Marketing, que te da la musculatura para profundizar en temas de marketing y poner el esqueleto teórico en marcha, y el programa full, que son ambos programas”.

 

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]