Una vez al año, después de 6 meses de sequía y hambruna, el pasto reemplaza al polvo y Botswana se convierte en el paraíso africano para todos los animales. Las lluvias en Angola y el recorrido que hace el agua por más de 5 meses para terminar en el delta del Okavango, son un fenómeno tan único que el lugar fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 2014.

Continue reading →