ENTRENADO PARA SUFRIR

SU HIJO ES PEDRITO MILAGROS; SU MUJER, UNA JOVEN PERIODISTA QUE VIVIÓ SU EMBARAZO SOMETIDA A QUIMIOTERAPIA; SUS PACIENTES, VÍCTIMAS DE QUEMADURAS SEVERAS; Y SU FAMILIA PATERNA TIENE UN TRÁGICO RÉCORD DE MUERTE Y ENFERMEDAD. POR ESO MISMO QUIZÁS ÉL ES ENTUSIASTA, RESILIENTE, POSITIVO, ENAMORADO Y VIVE CADA DÍA CON LA INTENSIDAD DE QUE PUDIERA SER EL ÚLTIMO


Texto Ximena Torres Cautivo Foto Sebastián Utreras

ES ALTO, FLACO, GUAPO, DE GRANDES OJOS AZULES en una cara pulcra y agradable, pero asimétrica. Su ojo izquierdo se cierra más que el derecho y el surco nasogeniano de ese mismo lado lo tiene mucho más marcado.
“Son secuelas de un infarto cerebral que padecí cuando estaba terminando la beca de cirugía plástica. Estuve una semana en la UCI. Quedé con hemiparesia, una parálisis parcial en un lado de la cara y en un brazo. Tuve una larga rehabilitación. Pienso que fue una especie de entrenamiento que me preparó para afrontar lo que nos ha tocado vivir ahora como familia”, afirma el cirujano plástico Cristián Arriagada Irarrázaval (37), jefe del Servicio de Quemados de la ex Posta Central y parte del staff de profesionales de la Clínica Las Condes.

El joven doctor transmite una madurez que no se condice con sus años. Casado desde octubre de 2016 con la periodista y conductora de televisión Javiera Suárez, se enteró de que sería padre cinco días antes de saber que su mujer padecía cáncer, un melanoma diseminado, grado 4, de muy mal pronóstico. Los medios y su propia mujer a través de las redes sociales tuvieron a medio Chile pendientes de la evolución del embarazo.

¿No entró en sus planes que Javiera abortara?
Muchos nos aconsejaron irnos fuera y hacerlo. No nos demoramos nada en decidir qué hacer. El diagnóstico del cáncer lo recibimos un viernes y ese fin de semana tomamos varias decisiones. La primera fue hacer todo lo necesario para proteger la vida de la Javiera. Si eso significaba la muerte de Pedrito (desde un comienzo lo llamamos así sin siquiera saber si era hombre o mujer), nosotros lo aceptábamos, porque entendíamos que el bien superior era ella. Lo segundo era que no estábamos dispuestos a matar deliberadamente a Pedrito, que, con 7 semanas de gestación, ya no era un grupo de células, sino Pedrito Arriagada Suárez. Sabíamos el riesgo que significaba seguir con el embarazo y lo aceptamos. Lo tercero es que no íbamos a preocuparnos de los números y las probabilidades en casos como el nuestro; teníamos todas las estadísticas en contra, pero decidimos aferrarnos al uno por ciento a favor. Por último, acordamos que los dos éramos los pacientes, no solo ella, y que ambos manejaríamos toda la información. Nada de secretos ni verdades a medias.

Hoy, Pedrito Milagros tiene 9 meses. Tiene los mismos ojos azules, grandes y expresivos de su papá y una risa fácil en todas las fotos que nos muestra, chocho, Cristián.

¿Fue un milagro que Pedro naciera?
Hace una década, las mujeres con este tipo de cáncer se morían. Ahora existen medicamentos que han cambiado ese pronóstico, pero no existía el caso de una embarazada con este tipo de cáncer. En Estados Unidos, el protocolo para el tratamiento de mujeres con este cáncer pasa por el aborto. Pero Pedrito nació y está perfecto. No tiene ningún efecto a causa de la quimio, como lo demostró el examen de la placenta, que estaba limpia.

Su hijo está creciendo sano y le llena la vida de felicidad. Javiera, aunque se siente bien, sigue con quimio oral y ambos saben que el cáncer no es algo que se pase de un día para otro. “Estamos enfocados en que ella se va a mejorar, pero valoramos cada nuevo día. Nos decimos todo lo que hay que decir, somos cariñosos, nos tratamos bien. Muchas de las cosas que aprendí e hice cuando sufrí el infarto cerebral, las hemos vuelto a aplicar ahora, desde la meditación hasta la alimentación, pasando por ser menos autoexigentes, autodemandantes. La Javiera ha crecido infinitamente, tanto que ahora se dedica a hacer coaching en estos temas a través de su página que se llama Liveat.cl

MÁS HUMANISTA QUE CIENTÍFICO

Cristián le atribuye a su mamá, Cecilia Irarrázaval, su vocación. “Ella estudió en Buenos Aires para ser asistente quirúrgica, lo que acá llamamos arsenalera. Ella tiene un hermano oftalmólogo y mi tío Jaime Arriagada es uno de los profesionales que armó el área de Cirugía Plástica acá, en la Clínica Las Condes, pero yo siento que la medicina me viene de ella. Cuando la conocí, o sea, cuando nací, ya no ejercía, pero siempre ha sido la enfermera de todos, del que se cae, se golpea, sangra”, dice el mayor de los 5 hijos del matrimonio Arriagada Irarrázaval.

Los Irarrázaval son un gran familión, integrado por 9 hermanos, que vivieron su infancia en un extenso fundo en la zona de Illapel, el que fue expropiado durante la UP. Ese tremendo quiebre llevó a su abuelo a buscar mejores oportunidades en Buenos Aires, donde pasó de agricultor a constructor. “Mi abuelo, que acaba de cumplir 90 años, es lo máximo, un referente para todos nosotros. Representa valores como la perseverancia, la resiliencia, la capacidad de superar los momentos difíciles y el enfrentar la muerte como una realidad, como algo que existe, que va a que pasar”.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]


A CAMPO ABIERTO

ALEJADO DE LA GRAN CIUDAD, DE TODOS SUS RUIDOS Y MOVIMIENTOS, EL ESCULTOR JUAN LUIS DÖRR DA RIENDA SUELTA A SU INSPIRACIÓN Y CAPACIDAD CREADORA EN CADA TROZO DE PIEDRA QUE ÉL ESTIME PERFECTO PARA TRABAJAR. SOLO EN ESE HÁBITAT, EN MEDIO DEL CAMPO CHILENO O A LOS PIES DE LA CORDILLERA DE LOS ANDES, ES DONDE JUAN LUIS PUEDE SENTIRSE CÓMODO.


CON LA CABEZA INCLINADA HACIA ABAJO, MONTANDO sobre su caballo e inmortalizado en piedra es como se ve la imponente escultura de Manuel Rodríguez en la Plaza de Puente Alto. Quizás es esta una de las obras con más significado para el escultor Juan Luis Dörr (47). “Siempre sentí una conexión con Manuel Rodríguez, entonces, apenas vi el llamado de crear este monumento, no dudé ni un segundo en postular”, nos cuenta el artista que también tiene obras en lugares tan diversos como Pirque, Curicó, India o Turquía.

Juan Luis entra a su taller solo si tiene definido su objetivo. Ya con ese paso dado, toma con ambas manos algunos de los tantos huesos de animales muertos que ha ido encontrando en la cordillera, y de los que extrae las formas y diseños que adoptan sus esculturas. Los mira, los analiza, los investiga y a veces los rompe. Luego, toma su libreta y con total concentración comienza a trazar líneas, círculos y todo tipo de garabatos que nacen de su motricidad e imaginario hasta plasmarse en tinta sobre esas hojas. Con su idea ya diseñada, va escogiendo entre las distintas posibilidades. “Veo el tamaño y veo también qué puedo traspasar de lo que diseñé a ese pedazo de piedra”, cuenta mientras explica lo que pasa por su mente cuando trabaja la piedra. “En algunas oportunidades pasas mucho tiempo o incluso varios días puliendo la misma parte con el fin de conseguir la curvatura precisa”. En esas situaciones consigue un nivel máximo de concentración, el cual describe incluso como un mantra.

Así como sus obras permanecen en galerías de arte o en espacios públicos por los cuales caminan miles de personas, Juan Luis vive alejado de esa bulla, en un lugar que se encuentra en las antípodas de lo que puede significar Santiago de Chile.

“Creo que no podría ser productivo en Santiago; las veces que voy solo estoy un rato para ver a mis amigos, ir al cine, ir al teatro o para comprar algo que necesite, pero mi lugar está acá”, afirma sentado cómodamente sobre un rústico asiento dentro de su taller ubicado en Requínoa, localidad en la que también está su hogar. “Necesito estar en el campo, además me gusta mucho ir a la cordillera”.

CAMPO Y CORDILLERA

“Nacimos con una pata en la cordillera porque mi familia tenía un campo metido en los cerros, una cosa bien perdida”, recuerda y agrega que, por su cercanía desde muy pequeño con los caballos, su conexión con el mundo cordillerano se dio manera armónica y natural junto a los arrieros de la zona. “Son unos sabios de las montañas. Aprendí la capacidad de internarme en ella con caballos y mulas, llevando víveres para veinte días”. Todo ese conocimiento aprendido de tantos viajes con arrieros fue fundamental para que él pueda contar hasta el día de hoy sobre sus distintas aventuras en este cordón montañoso. Aventuras de las que se puede destacar la vez que recorrió desde Manantiales (Romeral hacia la cordillera) hasta Pucón, siempre por rutas perdidas y huellas cordilleranas.

Junto con la cordillera y la escultura, los caballos son su otra gran pasion. Juan Luis no se imagina un día sin cabalgar un rato por el campo, sin sus botas y sin su sombrero que, junto con sus jeans gastados y camisa a cuadros, forman parte de su identidad. Es el campo también lo que lo ha llevado a desarrollar otra faceta como artista: el diseño de cuchillos, una herramienta fundamental para hombres que como él valoran la vida en la montaña, en el campo, al aire libre.

Su última exposición fue “Tiempo de Piedra” en la galería La Sala.

 

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]


EL JOVEN UDI

PUDO HABER SIDO EL PRESIDENTE DE LA UNIÓN DEMÓCRATA INDEPENDIENTE, PERO PERDIÓ LAS ELECCIONES DEL PARTIDO FRENTE A LA CANDIDATURA DE JACQUELINE VAN RYSSELBERGHE. AÚN ASÍ, JAIME BELLOLIO VE EN LA CASONA DE SUECIA UNA OPORTUNIDAD PARA RENOVAR CIERTAS POSTURAS DE MOSTRAR UN EJE MÁS JUVENIL CON LOS OJOS PUESTOS, COMO ÉL AFIRMA, HACIA EL FUTURO Y NO HACIA EL PASADO.


Texto Juan Vallejos Fotos Sebastián Utreras

DE GUSTO POR LO OUTDOOR Y DE TROTAR CADA VEZ que el tiempo se lo permite, el actual y joven diputado va a la reelección por un nuevo periodo en el distrito 30, antes ocupado por José Antonio Kast -en aquel entonces UDI y actual candidato independiente a la Presidencia de la República-, con quien ha mantenido una relación cercana, pero con quien reconoce no compartir del todo sus posturas y su forma de decir las cosas.

Bellolio se considera a sí mismo como un “liberal clásico”. Si por el lado de la izquierda algunos parlamentarios lo tildan de conservador, dentro de la misma UDI lo han tildado de “demasiado liberal” y hasta le han reprochado que muchas veces prefiera juntarse a discutir más con los de izquierda que con los de su propio sector. Pero Bellolio se defiende; considera que de eso se trata ser parlamentario, en sus propias palabras, “se trata de parlar, de discutir”.

¿Es usted católico?
Sí, lo soy. Pero tengo claro que si bien uno no puede sacarse su idea de fe, tampoco es válido argumentar desde la fe en el debate público. Al hacerlo obviamente estás restringiendo tu argumentación hacia solamente aquellos que comparten tu fe. Entonces en el debate público suelo ser, si se puede ocupar la expresión, mucho más racionalista kantiano que como argumentaría en un ámbito más familiar.

¿Es un díscolo dentro de la UDI?
No me considero un díscolo, pero sí me considero como alguien que quiere cambiar las cosas, frente a muchos que no las quieren cambiar. Hay tendencia a mantener el status quo porque es la tradición, porque viene así, y también por miedo.

¿Cuáles son esas diferencias con la UDI más tradicional?
Valoro profundamente lo que se hizo de convertir a la UDI en el partido más grande de Chile y derribar ese mito de que sólo la izquierda puede estar en las poblaciones, pero hoy la política ha cambiado radicalmente y la forma de ejercer el poder también. Así como Chile cambió, la UDI en su interior también lo hizo, pero hay quienes se rehúsan a aceptarlo. Por ejemplo, insisten que las decisiones deben ser tomadas por la directiva sin mayor participación o por el Presidente o Presidenta; personalmente creo que eso no es así. Hoy el poder se ejerce de manera mucho más horizontal y mucho menos vertical. No es que quiera evaluar con los criterios del 2017 a quienes ejercieron el poder el ‘97, sino que no puedes usar la misma lógica del SÍ y el NO o de la Guerra Fría para el 2017, porque simplemente no cuadra.

¿Quiere cambiar la UDI desde adentro?
Por supuesto que sí. Puede sonar algo paradójico, pero la UDI necesita volver a sus orígenes de los 90, que la hicieron distinta al resto de los partidos, pero no con la lógica de los 90, porque la política de esos años es radicalmente distinta a la política del 2017.

Se ha posicionado como el rostro joven de la UDI. ¿Es sólo el rostro o tiene también ideas más renovadas y rejuvenecidas dentro del contexto del partido?
Sí, la UDI es un partido conservador en el amplio sentido de lo que eso significa. Es decir, que es reacio a los cambios. Lo conservador tiene cosas positivas y negativas, de lo positivo está que se valora cierta institucionalidad, cierta cultura y forma de hacer las cosas. Por otra parte, como riesgo…

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]


BENJAMÍN GARCÍA-HUIDOBRO

ES HIJO ÚNICO Y LÍDER DE LA AGRUPACIÓN “HUASOS POR CHILE”, DOS CARACTERÍSTICAS QUE LO LIGAN AL POLÉMICO AGUSTÍN EDWARDS EASTMAN. “ÉL SE CRIÓ SOLO, RODEADO DE NANNIES, EN INGLATERRA. PERO AMABA A CHILE, AL PUNTO QUE RESCATÓ LA FIGURA DEL HUASO Y DIGNIFICÓ LA CHILENIDAD”, AFIRMA ESTE HOMBRE QUE CON SOLO QUINTO DE HUMANIDADES, PERO DUCHO EN CABALLOS Y CAMPO, TRABAJÓ DURANTE 15 AÑOS PARA EL DOONIE. EN MEDIO DEL SECRETISMO EN TORNO A LA MUERTE DEL DUEÑO DE EL MERCURIO, ÉL LE RINDE TRIBUTO Y CUENTA CÓMO ERA EN LA INTIMIDAD SU AMIGO AGUSTÍN.


Texto Ximena Torres Cautivo Fotos A.A.I.

“YO PARTÍ COMO EMPLEADO Y TERMINÉ COMO AMIGO. Trabajé 15 años con él. Fui director de una empresa agrícola suya, pero especialmente estuve a cargo de sus caballos pura sangre chilena, que tenía distribuidos en sus fundos Llollelhue, en Futrono, y La Compañía, en Graneros, y eran parte de su criadero Santa Isabel. También le veía sus plantaciones de frutales. Lo ayudé a forestar solamente con árboles nativos Illeifa, su isla en el Lago Ranco. Recolecté en distintos campos y replanté como 180 robles. Lo hice con retroexcavadoras y no con yuntas de bueyes, como insistía él. Lo acompañé a Holanda durante un mes mientras supervisaba las terminaciones interiores del yate más elegante del mundo, el suyo, el Anakena, donde después navegué con él. Así, entre una y otra cosa, se forjó mi relación con el personaje”, recuerda Benjamín García-Huidobro (76), líder del naciente movimiento político Huasos por Chile, ex miembro de Patria y Libertad, director honorario de la Federación de Criadores de Caballos, productor de una variedad única de limones y ex vicecampeón de rodeo, entre otras particularidades, algunas de las cuales propiciaron su condición de amigoempleado de “Agustín”, al que no llama Doonie, como sus cercanos.

¿Por qué consideras que Agustín Edwards Eastman es un personaje?
Yo digo que hay gente que tiene paso por el mundo como líder y otra, más escasa, que nace siendo líder, vive como líder y muere como líder. Don Agustín es de estos últimos. Ya ves tú lo que pasó con el general Pinochet: fue un líder, se murió y se acabó el líder. Agustín Edwards Eastman, en cambio, nació en una familia de grandes empresarios, dueña de un grupo histórico y económico importante, que es lo más parecido a una dinastía en Chile, y tuvo plena conciencia siempre de ello. Hablando como amigo de Agustín, te puedo garantizar que él sintió eso como una responsabilidad y, al mismo tiempo, como un tremendo apego a este país, pese a que se educó en Europa,
en Inglaterra fundamentalmente.

¿Eso no era más una razón de desapego que de apego?
Podría ser. Sin embargo, conociéndolo, a mí me parece que él siempre mantuvo una especie de deuda con Chile, con su nación. Esta es una especulación mía, pero yo lo percibí así. Él estaba imbuido de un nacionalismo verdadero, de un amor a la nación genuino. Amaba a su patria, que era Chile. Él siempre quiso lo mejor para su país.

Benjamín conoció a Agustín Edwards Eastman en los años 80. Cuenta: “Él tenía su palco y siempre me tocaba quedar sentado a su lado. Y me preguntaba cosas y yo le respondía y él decía ‘¿por qué sabes tanto tú’?”.

¿Era un palco en el Teatro Muncipal? -preguntamos, despistados.
Jajaja. No, era uno en la medialuna de Rancagua, un sector en la zona de las atajadas, que tenía él. Se le llama palco, quizás porque la medialuna es como un Teatro Municipal pobre -dice, celebrándose la comparación.

Benjamín no estaba montando ese año, pero al siguiente, cuando salió vicecampeón de Chile en el Champion y batió el récord nacional de puntaje, “don Agustín se quedó plop. Ahí entendió por qué yo sabía tanto cuando conversábamos”. Eso fue un domingo, que culminó con una carreteada noche de celebración en Rancagua. “Nunca supe quién pagó la cuenta de esa fiesta: si don Agustín o Gonzalo Vial Vial. Investigué después, pero no pude dar con el responsable”, bromea.

El lunes post farra, cuenta, la empleada de la casa donde estaba alojado, llegó a decirle que don Agustín Edwards estaba afuera y quería conversar con él.

Fue como una carambola. Coincidimos en el palco, hablamos, me vio después ganar en el Champion, y él estaba sin administrador en el criadero. Recién había renunciado el Coteco, José Manuel Aguirre, que se lo manejó durante muchos años. Yo tenía un campo en el sur y no me estaba yendo bien. Y él estaba bien informado de mi mala situación financiera; así son los banqueros, saben todo de sus clientes. “Quiero que te vengas a trabajar conmigo”, me dijo esa mañana y así lo hice. Me tocó ganar cuatro campeonatos nacionales con sus caballos, estuve a su lado 15 años y renuncié hace unos 12”.

¿Fue la pasión por los pura sangre chilenos lo que los unió?
Sí, y esa pasión es una manifestación del amor por Chile. Yo te digo una cosa: la recuperación de la dignidad del huaso chileno viene de una sola persona, Agustín Edwards Eastman. Él inventó la Semana de la Chilenidad, que partió como una excentricidad de unos pocos, y hoy congrega como a dos millones de personas todos los años.

El líder de Huasos por Chile no comparte la imagen negativa que muchos tienen de su ex patrón, aunque no niega que haya intervenido para propiciar la caída del gobierno de Salvador Allende y el Golpe de Estado. Supone que en esa materia su gran influenciador fue David Rockefeller. Precisa: “Yo los vi juntos en Nueva York y sé que se tenían mucho cariño. Eran bien amigos. También me tocó conocer a la señora Peggy, la mujer de David Rockefeller, con quien fui a Siracusa por orden de don Agustín, a comprarles una pocas vacas Simmental y unos cuantos caballos frisones. Anduve en toda esa jarana y en muchas otras con él o enviado por él, y así lo conocí humanamente.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]

 


EL EMPRESARIO ARGENTINO QUE REDEFINIO EL LUJO Y CONQUISTO MIAMI

“TAREA, LABOR U OCUPACIÓN POR LLEVARSE A CABO. PROVENIENTE DEL LATÍN ‘FACIENDA’: “COSAS POR HACER”. ESA ES LA DEFINICIÓN DE LA PALABRA QUE LLEVA POR APELLIDO ALAN FAENA, EL EMPRESARIO ARGENTINO QUE SE ROBA LOS SUSPIROS DEL MUNDO ENTERO TRAS LEVANTAR NO UN EDIFICIO, SINO TODO UN BARRIO EN MIAMI BEACH, CATALIZANDO UN MOVIMIENTO QUE TERMINÓ POR CONSAGRAR A LA LLAMADA CAPITAL DE LATINOAMÉRICA COMO UN POLO CULTURAL DEL CALIBRE DE VENECIA O BERLÍN.

PENSAR, CREAR, CONSTELAR, PERO ADEMÁS CONCRETAR: LAS IDEAS DE ESTE PORTEÑO NO QUEDAN EN GRANDILOCUENTES PROYECTOS SIN EJECUCIÓN, SINO QUE, CONTRA VIENTO Y MAREA, CRISIS O BONANZA, SE HACEN REALIDAD DE LA FORMA MÁS ESPECTACULARMENTE IMAGINABLE. REY MIDAS, VISIONARIO, GENIO. EN FIN; ES FÁCIL TIRARLE FLORES, PORQUE EFECTIVAMENTE LLEVA EL APELLIDO BIEN PUESTO, UN HOMBRE DE MUCHOS VERBOS, PERO FINALMENTE MOVIDO POR EL SIMPLE HECHO DE “HACER”.


Texto Richard Sharman Fotos Archivo Alan Faena

De mirada penstiva y cejas expresivas, vestido íntegramente de blanco y con su característico sombrero sobre la cabeza, a los 53 años la figura de Alan Faena es una que inspira no sólo admiración, sino innegable intriga. Le han llamado el Gran Gatsby Latino, y efectivamente parece serlo: cómodamente extravagante, extrañamente lumínico. Una especie de mito que se pasea con merecida autoridad por las calles de las ciudades donde ha desplegado su imperio.

La historia de su éxito no es reciente. A los 18 años fundó ‘Via Vai’ junto a su socia creativa y ex mujer, Paula Cahen D’Anvers. La marca de ropa fue una de las primeras de la Argentina post dictadura, y en poco tiempo se consagró como un clásico en todo el país, definiendo gran parte de lo que sería una de las industrias de moda más fuertes del continente. Tras recorrer los titulares de cuanta revista trasandina paparazzi existe, en el año 2002 transformó la cara de Buenos Aires cuando comenzó la construcción del Faena Art District en el alicaído barrio de Puerto Madero, hoy uno de los más exclusivos spots de la capital argentina.

Más que un simple hotel, lo que Alan se traía entre manos era todo un universo, calles incluidas: un oasis de tecnología, arquitectura sostenible, naturaleza, arte y creatividad distribuido en cinco complejos residenciales (The Aleph, Los Molinos, El Porteño, La Porteña I y La Porteña II), el Faena Arts Center, y el magnífco Faena Hotel + Universe.

Tras este hit inmobiliario, a fines de 2015 revolucionó South Beach junto a su socio ucraniano Len Blavatnik, inaugurando un barrio de siete manzanas distribuidas sobre la tradicional Collins Avenue entre la 32 y la 36. El Faena District Miami está integrado por seis complejos: Faena House, un condominio de 18 pisos con diseño de Foster+Partners; el Faena Art, una organización dedicada a las artes y la cultura; el Faena Forum, espacio para el arte y la cultura; el Faena Versailles, dos torres residenciales contiguas; Casa Claridge’s, una exclusiva casa junto a la playa; y Faena Bazaar, un espacio de compras ad-hoc al paraíso del retail en que se emplaza.

Faena, Faena, Faena, Faena, Faena. Todo parece llevar su nombre en una ciudad cuyo único apellido lo lleva justamente la tradicional Collins Avenue, bautizada así en honor a su fundador. Además del Faena District, el único otro barrio de Miami con, por así decirlo, “denominación de origen”, es el Art Deco District. Y es que efectivamente Faena ya resuena como muchísimo más que un apellido o un hotel, consagrándose como una filosofía y forma de vivir.

 

La decoración de interiores de Faena Buenos Aires estuvo a cargo del arquitecto y diseñador Philippe Starck, quien tomó inspiraciones criollas mezclándolas con vanguardia internacional

Con una superficie de 25.000 m2, el “Porteño Building” fue construido en 1900 con ladrillos traídos de Manchester, Inglaterra. Su función original era almacenar granos y cereales en la zona de Puerto Madero Este.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML

E-mail: [email protected]


HAY ALGO INEXPLICABLE EN LA SENSACIÓN DE ESTAR RODEADO DE MAR, EN QUE LAS FRONTERAS SEAN PLAYAS Y QUE LOS VECINOS NO SEAN SINO ACALLADOS PENSAMIENTOS DEL OTRO LADO DEL AGUA. LAS ISLAS SON ESCAPES SIN ESCAPATORIA, CÁRCELES Y PARAÍSOS EN NUESTRO ERRÁTICO AFÁN POR AISLARNOS DE LA VORÁGINE MUNDANA Y PARTICIPAR, AUNQUE SEA SÓLO UNOS POCOS DÍAS, DE UNA EFÍMERA UTOPÍA. EN 1624 EL POETA INGLÉS JOHN DONNE CÉLEBREMENTE AFIRMÓ QUE ‘NINGÚN HOMBRE ES UNA ISLA’ Y SIN EMBARGO, EN EL 2017 HAY ALGO DE ISLA EN TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS.

Seis viajeros insignes nos presentan sus islas favoritas y los datos que han reunido en sus muchas visitas. Del mediterráneo al pacífico sur, todos coinciden en que en el delicioso arte del viaje no prima la distancia recorrida para llegar al destino, sino el autoconocimiento, la dedicación y la capacidad de asombro del viajero.

MATHIAS KLOTZ
ROBINSON CRUSOE

Para uno de los arquitectos más importantes de Chile, los misteriosos encantos de Juan Fernández siguen siendo imbatibles. Las islas de Robinson Crusoe, Alexander Selkirk y Santa Clara triangulan la esencia misma de lo remoto, que hoy por hoy está en plena extinción. Tal vez es por esto que Klotz rápidamente define el destino como “Jurassic Park a sólo dos horas de Santiago”.

Nadie llega a Juan Fernández por casualidad. Nadie salvo el marinero escocés Alexander Selkirk, quien en 1704 naufragó en sus cercanías inspirando la célebre novela de Daniel Defoe, Robinson Crusoe. Este diminuto archipiélago ha visto piratas, tesoros, presos, expatriados y colonos llegar a sus prístinas costas, catalizando álgidas novelas, poemas y canciones que han recorrido el mundo entero.

Cuándo visitar: Entre septiembre y mayo, evitando el invierno del hemisferio sur.

Tiempo recomendado: En 10 días se logra recorrer las islas, realizar las principales actividades, pero por sobre todo sentir la desconexión y aislamiento que son fundamentales para entender su esencia remota.

Imperdibles: En 1935 las tres principales islas fueron declaradas Parque Nacional con una extensión de aproximadamente 9.900 hectáreas. Años más tarde la totalidad del archipiélago, incluyendo sus 14 islas hundidas, fueron declaradas Reserva Mundial de la Biósfera por la Unesco, por lo que los imperdibles, tanto al aire libre como bajo el agua, son muchos:

• Caminata desde la Bahía de Cumberland al aeródromo, con Rosita Recabarren
• Buceo en Puerto Francés, el Verdugo y los Chamelos, con Germán Recabarren o Marcelo Rossi
• Bosque de Luma en el Centinela (se puede ir sin guía)
• Salir de pesca con el Rudy
• Dar la vuelta a la isla en bote con la Sra. Ilka
• Paseo a caballo por la isla con los Balbontín
• El karaoke del pueblo (todos los jueves)
* Preguntar por cada referencia al llegar al archipiélago

Dónde comer: Las empanadas de langosta donde la Sra. Julia Chamorro, los helados donde Germán Recabarren, la comida en el Refugio Náutico de Marcelo Rossi.
Dónde dormir: En el Refugio de Marcelo Rossi, el Eco Lodge, o una de las cabañas del Polo.

Cómo llegar: Aerocardal opera vuelos entre Santiago y Robinson Crusoe hasta abril. El trayecto desde Santiago toma 2:15 horas a bordo de un Dornier 228, con capacidad para seis pasajeros. El precio del pasaje incluye transporte terrestre entre el aeropuerto y Bahía del Padre, y transporte marítimo entre Bahía del Padre y Cumberland, ida y regreso.
AEROCARDAL

M. GRACIA SUBERCASEAUX
CHILOÉ

Transgresora, aventurera y multifacética, son muchos los adjetivos que pueden decirse de una de las mujeres más viajeras de chile. Conductora de “mundo ad portas” del 13C, voz de “la buena vida” de radio paula, fotógrafa y busquilla incansable, para llegar a su isla favorita no necesita pasaporte, puesto que queda a sólo un par de regiones de santiago y a sólo un canal del continente.

Cuándo visitar: El consejo de “para evitar la lluvia” es mentira. A Chiloé se va con o sin lluvia, porque la volatilidad del clima es parte del paisaje y de la experiencia. Por lo mismo es un destino para todo el año (siempre y cuando se vaya bien aperado).

Tiempo recomendado: Varía según si se quiere conocer o simplemente estar. Ambos son válidos, por lo que es aconsejable visitar entre una y dos semanas.

Imperdibles: Lo que más disfruto en los destinos que visito son los mercados. En Chiloé es el Mercado Lillo, que además de frutas y verduras tiene todos los mariscos chilenos que me fascinan. Siempre vamos, compramos y cocinamos en la casa, pero estando allá es imperativo comerse un ceviche.

• El Muelle de las Almas en Cucao es una caminata que culmina en una obra inspirada en la mitología chilota: para cruzar al más allá, las almas errantes deben suplicar “¡Balseo!” al Tempilkawe (ser mitológico huilliche)
• El pueblo de Tenaún y la Isla Mechuque, para lo cual es recomendable arrendar un lanchón. Yo lo hago a través del capitán Luis Aguilar ([email protected] / +56995422309).
• También en torno a la mitología chilota está la isla Aucar, cerca de Quemchi, conocida como “La Isla de las Almas Navegantes”.

Dónde quedarse:
• El Tierra Chiloé me encanta; te atienden muy bien y tienen un lanchón de madera espectacular en el que se recorren los canales del archipiélago.

• El Centro de Ocio, que mira hacia Castro, también es excelente.
• En los palafitos hay varios hoteles pequeños, encantadores y de más bajo precio, particularmente el Hotel Palafito 1326.

Dónde comer:

• Insisto en el encanto del Mercado Lillo, insisto
• El Refugio de Navegantes (Av. Balneario 253, Dalcahue)
• Mar y Canela (Ernesto Riquelme 1212, Castro)
• Café del Puente (Ernesto Riquelme 1180 B, Castro)
• Café Magnolia (Eleuterio Ramírez 595, Castro)

Transporte: Lo más recomendable es volar a Castro y arrendar un auto. Muchos de los paseos son por el día, pero conviene tener movilización.

UGE COX
BALI

Socio y gerente general de expan tours, conductor de “mundo ad portas”, del 13 c por tres temporadas, y viajero de la comunidad faro, son pocos los lugares que uge cox no ha pisado. Sus viajes, por supuesto, no son como los de cualquier viajero amateur, sino que se estructuran en torno a un agudo entendimiento local, una minuciosa atención por el detalle y una fascinación altamente contagiosa por cada destino, nuevo o repetido.

Cuándo visitar: Pese a que en general es un destino para todo el año, la mejor época para visitar Bali es entre mayo y octubre.

Tiempo recomendado de estadía: Mínimo una semana y máximo… no me atrevo a decir. Esta no es una isla de pura playa, por lo que se necesita tiempo generoso para explorar su cultura y geografía con la detención
que merece.

Imperdibles: En general tras un día de calor y movimiento, la gente busca spots donde instalarse a ver la puesta de sol oyendo música y tomando una Bintang helada (Cerveza local). Para esto hay varios lugares, entre ellos el Potato Head en la playa Seminyak o el chiringuito en Batu Belig, en la playa Berawa, o en el bar State Bali que es bueno, bonito y barato. Por último, un clásico balinés que hay que hacer al menos una vez (en cuanto a puestas de sol concierne) es el Old Man’s, en Batu Bolong: un clásico, particularmente los viernes que se junta toda la taquilla surfista con los locales y turistas.

El área de Uluwuatu es famosa por tener las mejores olas para surfear y está llena de buenos bares para ver las puestas de sol, de los que mis favoritos son Kabron y Single Fin. Si después de la puesta de sol se quiere salir a bailar, recomiendo un bar infalible, repleto y entretenidísimo: La Favela, en Seminyak.

Dónde comer y qué comer: Mi barrio favorito es Canggu, un poco más al norte de Seminyak. De ahí son la mayoría de mis datos.

Para comer: mi favorito por lejos es el Betelnut Café, un clásico relajado donde siempre se come excelente, particularmente los smoothies y cheesecakes, que me atrevo a decir son los mejores de la isla. Si se está buscando un buen desayuno, recomiendo de todas maneras Monsieur Spoon, que tiene unas tartas de chocolate absolutamente adictivas.

Si andan en busca de muy buena comida balinesa, recomiendo ir a Warung Canggu, que además de ser excelente, es baratísimo. Ahí recomiendo probar los pollo satai, nasi goreng o gado-gado. Si se quiere un buen sushi, el Suksema en Canggu Plaza es la mejor opción.

Dónde quedarse: Hay muchas opciones, pero para algo distinto recomiendo el Desa Seni, un yoga retreat buenísimo (también en Canggu) con comida orgánica deliciosa.

*A propósito del Wellness: Otro imperdible de Bali, particularmente para los interesados en el bienestar integral, el yoga y la sanación, es Ubud; el famoso pueblo de artesanos y pintores en el centro de la isla.

Transporte: En Bali el mejor transporte es la moto, que es fácil y barata. Si no es lo suyo, lo segundo mejor es contratar un auto con chofer, porque no es fácil movilizarse en el caótico tráfico balinés, que además tiene muy mala señalización caminera y puede ser peligroso.