INDUDABLEMENTE, RODRIGO BAUZÁ ‘TIENE ÁNGEL’. Y CÓMO NO, SI PRÁCTICAMENTE DIO SUS PRIMEROS PASOS ENTRE LOS PARRONES PISQUEROS MÁS CODICIADOS DEL LIMARÍ, RODEADO DE ESA EXTRAÑA ABUNDANCIA QUE SURGE COMO OASIS EN MEDIO DE LA IMPLACABLE ARIDEZ NORTINA.


Texto Richard Sharman Foto Pato Mardones

Evidentemente algo de esos singulares parajes cordilleranos de su infancia quedaron marcados en su carácter, porque su mera presencia transmite ese casi extinto optimismo que perdura en los recuerdos de verano y uno que otro día viernes de fin de semana largo.

No es casualidad que las recepciones en su departamento sean de las más memorables de Santiago. El arte de entretener lo aprendió -como afirma él mismo- “por osmosis”, siguiendo el ejemplo de sus padres quienes juntos orquestaban inolvidables encuentros. “Familiares, amigos, amigos de amigos, amigos de familiares, pololas, pololos… mi casa estaba siempre llena de gente y mis papás eran lejos los mejores anfitriones porque sabían perfectamente cómo pasar de la planificación a la espontaneidad sin estresarse. La premisa era pasarlo bien… gozar. Por lo mismo fue que crecí con ese arraigo de la celebración y esa predisposición a la familia extendida. A mis amigos los cuido muchísimo y a mi familia también”. Bauzá escoge sus palabras con pinzas y escucha con detenimiento a su interlocutor, mirándolo a los ojos en una forma que solo en él no resulta intimidante sino cercana.

“Me gusta disfrutar la vida, pero no me interesa hacerlo solo. Ese afán por compartir es definitivamente herencia de familia pisquera. La camaradería es algo muy propio del chileno y si te fijas, donde más se da es en torno al pisco. Desde un pisco sour en el aperitivo a una piscola el viernes después de la pega: el pisco reúne a la gente y por eso me enorgullece tanto ser parte de esta tradición”.

Viste impecable y sin embargo en un par de horas viaja a Limarí con un periodista británico que está haciendo un reportaje acerca de sus preciadas uvas Moscatel Rosadas. Es un viaje que realiza al menos una vez por semana a la Hacienda Bauzá en Varillar, Monte Patria, por lo que sabe perfecto cuánto tiempo necesita para tomar el vuelo justo a tiempo y maximizar su día laboral. Su oficina en Santiago tiene un enorme pizarrón blanco en el que junto a su equipo va articulando y monitoreando a la marca como si se tratara de un episodio de Homeland. Los vidrios también están rallados y por todas partes hay cientos de botellas de los mejores destilados, vinos y licores del mundo. Sin que se le pida, se sube al escritorio para alcanzar uno y te muestra un imperceptible detalle de diseño que ha estado estudiando últimamente. Sin haber terminado, saca otra botella de una caja, esta vez una de Pisco Bauzá que no reconocemos. “Es la primera botella de Bauzá” -dice como si estuviese presentando a su hijo recién nacido-. Su entusiasmo es tal, que cualquiera cae rendido ante sus relatos pisqueros.

 

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]


CERCA DEL 80% DE LA INFORMACIÓN QUE NOS RODEA ESTÁ RELACIONADA CON SEXO Y SIN EMBARGO, A LA HORA DE LA ACCIÓN CARECEMOS DE CONSENSO ESCRITO EN TORNO A LA ‘ETIQUETA Y CORTESÍA AFTER-SEX’.

¿QUÉ ES ACEPTABLE Y QUÉ ES DETESTABLE? EL SECRETO ESTÁ EN LA EMPATÍA, LA DISCRECIÓN Y EN EL SENTIDO COMÚN. SE TRATA DE PEQUEÑOS GRANDES GESTOS QUE PUEDEN DESTRUIR LA MEJOR DE LAS QUÍMICAS O BIEN ASEGURAR UN PRÓXIMO ENCUENTRO DEL ÚNICO DEPORTE CON MÁS COBERTURA MEDIÁTICA QUE EL FÚTBOL.


Texto Richard Sharman Ilustración Cosima Zu Knyphausen

LOS 12 PEORES FAUX-PAS DEL AFTER SEX EN EL S. XXI

Continue reading →


Un binomio es una expresión algebraica de dos términos que se suman o restan: (a+b). Al elevar esa suma al cuadrado, (a+b)2, se da lo que los matemáticos llaman un ‘trimonio cuadrado perfecto’: (a2+2ab+b2), parte de los llamados ‘productos notables’. Dejemos de lado la matemática y quedémonos con las palabras: perfecto y notable. Cuando dos elementos se suman y se multiplican por sí mismos, efectivamente se obtiene ese acercamiento textual a la matemática. Tal es el caso del insuperable power couple de la banquetería santiaguina, conformado por Francesca Margozzini y Pablo Bagnara, quienes en sus 14 años como socios y 18 años de amistad han establecido nuevos cánones de excelencia para toda una industria.

Continue reading →

PROVIDENCIA

EN UNO DE LOS EDIFICIOS MÁS CLÁSICOS DE PROVIDENCIA, PAZ Y EDUARDO HAN CREADO UN ESPACIO ÚNICO EN QUE CONVIVEN LAS INCREÍBLES HISTORIAS, ANÉCDOTAS Y ANTIGÜEDADES QUE HAN COLECCIONADO DURANTE SUS 53 AÑOS DE MATRIMONIO. 


Texto Richard Sharman Fotos Sebastián Utreras

Entre la sobriedad de materiales aparecen sin falta las chispas de humor y celebración que caracterizan a la pareja, evidentes desde el primerísimo encuentro con ambos al cruzar la puerta. Este es un hábitat definido no sólo por la elegancia de su acopio material, sino también por el incuantificable valor inmaterial tras cada objeto; desde la foto autografiada de Marilyn Monroe, a panteras de cerámica enlacada y enormes óleos de la aristocracia francesa, cada pieza tiene su historia, y no existen mejores narradores que sus mismos dueños para darles vida. Entre pesadas cortinas y enormes lámparas de lágrimas, aquí las reliquias francesas e italianas, lejos de intimidar al visitante, lo invitan a investigar, examinar y maravillarse.

Continue reading →


V de Valdivia

ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE EXPLICAR LO PODEROSA QUE ES LA OBRA DEL ARTISTA FELIPE VALDIVIA PARA QUIEN NO LA HA VISTO. SU MANEJO VERBAL ES TAN PRECISO COMO LAS AGUJAS CON QUE TRABAJA, Y USANDO UN LENGUAJE ABSOLUTAMENTE PROPIO, LOGRA ESTREMECER AL ESPECTADOR DESDE LA LATERALIDAD, LA INTELIGENCIA Y EL HUMOR, PERO TAMBIÉN EL AMOR. NO ESE AMOR ROSADO ACARAMELADO, SINO ESE AMOR SINCERO, SUFRIDO, LASCIVO Y CARENTE DE TODO FILTRO. LO DE VALDIVIA ES TANTÍSIMO MÁS QUE HILOS Y GÉNEROS: SON PALABRAS QUE TODOS HEMOS PENSADO, POCOS HEMOS DICHO Y SOLO ÉL HA, LITERALMENTE, HILADO.


Texto Richard Sharman Foto Sebastián Utreras

El mundo de este artista-publicista está poblado de personas, perros, retazos de género y palabras, muchas palabras. Su mente, como la de todo buen publicista, está en constante cacería de insights, algunos publicitarios y otros no tanto, que articulan parte importante de su inconfundible discurso. “Soy publicista hace 15 años. Ese es mi trabajo y me encanta. Además soy profesor, doy clases de publicidad en la Universidad del Desarrollo. Como artista, sin embargo, soy completamente autodidacta: cuando comencé bordando, hace 10 años, no sabía ni bordar, ni dibujar, ni nada, pero fui aprendiendo. Esa particularidad de aprender sobre la marcha, de formarse a sí mismo y de enfrentarse al ‘no saber’ queda plasmado en la obra, y eso me encanta.

“Peligroso”; 1.60×70, 2017

 

“No Love”; 80×60, 2015

  

LA PALABRA HABLADA ES EFÍMERA, PERO LAS SUTURAS EMOCIONALES DEL HILO Y LA AGUJA, QUEDAN.

¿Qué viene primero, el formato o el discurso?

Mi tema no es el bordado como técnica, sino lo que materializo a través del bordado. Si bien llevo haciendo esto más de una década, el día de mañana podría pasar a usar mimbre, metal o cualquier otra cosa. El material es una nave para transportar un mensaje, y el mensaje es la verdadera materia prima.

¿El bordado se ha popularizado bastante en lo que llevamos del año. Te genera algún rechazo esto?

Cuando partí bordando, nadie más lo hacía, salvo las “señoras que bordaban”. Había referentes artísticos, como Violeta Parra, pero no era visto como un formato de arte. Hoy se ha popularizado bastante, y mucha gente me pregunta si me choca esto en términos de copia. No me choca. Mucha gente puede bordar, pero nadie va a poder decir lo que yo digo, vuelvo a que la materia prima de mi trabajo es el discurso, y eso es algo inimitable. El hilo es el lápiz con el que, por el momento, escribo.

No obstante, la materialidad es absolutamente clave en lo que hago. No solo por un tema estético, sino también sensorial del público con la obra: que toquen el bordado, que sientan el hilo, que vean la puntada. La lana, por ejemplo tiene la habilidad de catalizar recuerdos de infancia y la gente naturalmente tiende a tocarla, lo que le pase es como consecuencia de ser manoseada, es parte del proceso que tiene que vivir esa obra. Para mí, a la obra tienen que pasarle cosas producto de haber interactuado con el espectador.

 

“Tinta”, 18×18; 2014 / “Compré mi Singer en Estados Unidos y aprendí a usarla a punta de tutoriales en Youtube”.

¿Hay un hilo conductor particular en tu trabajo desde el lado escrito?
El hecho que prácticamente toda mi obra tenga texto, ya es un hilo conductor, y dentro del discurso mismo, los textos efectivamente suelen ir en una misma dirección. Es difícil definir esta dirección y acotarla sin restringirla, pero todo lo que escribo viene de la visceralidad, y por lo tanto es 100% honesto.

Mucho tiempo me sentí intelectualmente ajeno al arte y la poesía: leía algo y no lo entendía. Miraba algo y no me hacía sentido. Por lo mismo es que evito a toda costa la sobre-intelectualidad en mis obras. Mis textos tienen mucho de insight, de cosas mundanas que a todos nos han pasado, que todos hemos sentido alguna vez, y que al verlas escritas -más aún si podemos tocarlas- reaccionamos desde muy adentro.

Nano Valdivia en su estudio

 

 

El arte en los tiempos de Instagram: por el formato de tu obra, ha recorrido las redes sociales muy fácilmente. ¿Cómo ves el arte en relación a nuevas plataformas como esta?
Para mí como artista, Instagram es buenísimo. Por lo mismo es que el tema de la copia no me molesta en absoluto: en el momento en que uno expone su vida más allá de su obra, como yo lo hago, uno se vuelve un “personaje público” y la copia -supongo- es natural. Además estamos en una etapa en la que a la gente le interesa el origen; de su comida, de su ropa, y también de su arte. Entender al artista hace mucho más valiosa su obra, y eso me parece excelente.

Es interesante el uso que cada artista le da a sus redes sociales, porque el canal, la cuenta o lo que sea, se vuelve una galería propia. Mucha gente me compra cosas que vio en mi Instagram. Creo que esto tiene mucho que ver con el galerismo del futuro y de cómo el mundo del arte saldrá cada vez más de los museos cerrados, estando presente en el bolsillo de todo quien lo quiera ver. Los artistas estamos mostrando mucho nuestras obras a través de las redes sociales, y eso enriquece el valor que el público inexperto le da al arte.

Hay gente que, al igual que me pasaba a mí, se siente muy ajena al arte, y con mi obra les pasa todo lo contrario, tanto por la obra misma como por mi forma de exponerla. La gente se siente parte de ella, y eso es lo que más me llena. Finalmente la democratización no se trata sólo de precios, sino también de educación, de acceso y exposición

 

 


EL EMPRESARIO ARGENTINO QUE REDEFINIO EL LUJO Y CONQUISTO MIAMI

“TAREA, LABOR U OCUPACIÓN POR LLEVARSE A CABO. PROVENIENTE DEL LATÍN ‘FACIENDA’: “COSAS POR HACER”. ESA ES LA DEFINICIÓN DE LA PALABRA QUE LLEVA POR APELLIDO ALAN FAENA, EL EMPRESARIO ARGENTINO QUE SE ROBA LOS SUSPIROS DEL MUNDO ENTERO TRAS LEVANTAR NO UN EDIFICIO, SINO TODO UN BARRIO EN MIAMI BEACH, CATALIZANDO UN MOVIMIENTO QUE TERMINÓ POR CONSAGRAR A LA LLAMADA CAPITAL DE LATINOAMÉRICA COMO UN POLO CULTURAL DEL CALIBRE DE VENECIA O BERLÍN.


Texto Richard Sharman Fotos Archivo Alan Faena

Pensar, crear, constelar, pero además concretar: las ideas de este porteño no quedan en grandilocuentes proyectos sin ejecución, sino que, contra viento y marea, crisis o bonanza, se hacen realidad de la forma más espectacularmente imaginable. Rey midas, visionario, genio. En fin; es fácil tirarle flores, porque efectivamente lleva el apellido bien puesto, un hombre de muchos verbos, pero finalmente movido por el simple hecho de “hacer”.

Continue reading →


OJO ESPACIAL

VICENTE GARCÍA MEKIS (33) HA HECHO DEL ESPACIO LA MÉDULA DE SU CARRERA. NO HABLAMOS DE UN ASTRONAUTA, SINO DE UN ARQUITECTO CONVENCIDO DE LA SUPREMA IMPORTANCIA QUE TIENE EL AMBIENTE EN EL QUE VIVIMOS Y NUESTRA RELACIÓN CON LOS OBJETOS DE LOS QUE NOS RODEAMOS. FOTÓGRAFO Y CO-FUNDADOR DE LA EXITOSA MARCA DE DECORACIÓN ONLINE KILIMA, ES UNA DE ESAS PERSONAS CON “OJO ESPACIAL”, UNA SINGULAR CARACTERÍSTICA EVIDENCIADA A CABALIDAD EN CADA UNO DE LOS PROYECTOS EN LOS QUE SE INVOLUCRA ESTE RISUEÑO REY MIDAS DE LA ESTÉTICA INTEGRAL.


Al entrar al departamento de Vicho, algo inevitablemente hace ‘click’ respecto a él y su conocido ojo espacial. Pareciera que cada objeto y color ha sido dispuesto y ajustado hasta lograr un diálogo integral con quien lo habita, y es imposible no sentirse como espectador en una muy bien lograda sinfonía hombre-espacio. Al igual que sus diseños y cada una de sus fotografías o acuarelas, se trata de una mezcla exacta de nostalgia y prolijidad en donde cada cosa tiene su lugar; un inusual híbrido entre lo práctico y lo romántico.

Su espacio es una materialización de su mente, y los objetos que diseña junto a su socia Javiera Pérez-Cotapos, responden a la perspicaz percepción de ambos respecto al nuevo rumbo de la decoración en el retail: consumidores cada vez más involucrados con el espacio que habitan y una industria comprensiva respecto a sus nuevas necesidades.

“Gran parte de mi formación estética y de mi interés por los espacios y objetos, se lo debo a las revistas. Mi mamá es decoradora, y en la época en que no existía ni Amazon ni Pinterest ni nada por el estilo, la única forma de mirar hacia afuera y de poder meterse en las casas y espacios de otros, era viajar e “importar” revistas.

Tengo grabado ese momento en que llegaban las ediciones nuevas a la casa, esa sensación de renovación de nuevas ideas, comparable únicamente a mirar por una ventana o tener un pasaporte en las manos. Cuando uno estudia la manera en que viven distintas personas alrededor del mundo, vas dándote cuenta que pese a que existen una infinidad de estilos decorativos, la forma en que utilizamos e intervenimos nuestros espacios se rige siempre por una combinación entre razón y emoción.

Para leer más… Suscríbase a Revista SML
E-mail: [email protected]