Anatomía del zapato formal

Lo que debes saber de los zapatos

El hombre podrá tener poca ropa, pero jamás un solo par de zapatos. No hace falta sino abrir un libro de historia para que Luis XIV, Shackleton, Jordan o Churchill evidencien que la afición masculina por el zapato es comparable únicamente a su pasión por el deporte, la aventura y la conquista. Desde la puntera al tacón, un zapato tiene alrededor de 10 partes, cada una con su funcionalidad y propósito estético específico, haciendo de cada diseño una obra digna de analizar.


BROGUING

Cualquier zapato o estilo puede tener broguing. El brogue simplemente se refiere al agujereado decorativo, originalmente creado como ventilación para aire y agua. Está disponible en distintos niveles: brogue completo, longwing brogue, semi brogue y quarter brogue.

OXFORD

Aparecieron originalmente en Escocia e Irlanda con el nombre de Balmorals, en honor al castillo de la Reina de Inglaterra en los Highlands. A comienzos del siglo XIX su forma abotinada cobró gran popularidad en los estudiantes de la Universidad de Oxford, expandiéndose luego por todo el país y el mundo. Hasta el día de hoy se caracteriza por tres partes distintivas: la punta, el cuerpo delantero y la pieza de los cordones.

DERBY

Creado en 1815 a pedido de Gebhard Leberecht von Blücher para sus tropas, se diferencia del Oxford por ser más ancho y abierto. Es un zapato robusto, resistente y muy cómodo, que se puede encontrar con variantes de broguing (detalle decorativo), pero siempre con la vira cosida y la costura inglesa.

CHELSEA BOOT

Simple y elasticada a los lados, esta bota tiene sus orígenes en el atelier del zapatero de la Reina Victoria, durante cuyo reino fue utilizado por hombres y mujeres para caminar y montar. Nunca murió del todo, pero fue durante la década de los ’60 con la escena Mod, que consolidó su inmortalidad.

MONK STRAP

Inspirado en las sandalias de los monjes, el Monk Strap es un diseño caracterizado por su cierre en forma de hebilla doble o simple. De postura fácil, se ajusta con mayor facilidad al tamaño de cada empeine y es considerado un zapato más formal que un mocasín pero menos formal que un Oxford

DRESS SHOES

No fue sino hasta el fin de la era victoriana que los hombres comenzaron a usar zapatos. Previo a esto sólo utilizaban botas y pantuflas de corte. Las botas de vestir surgieron como un encuentro entre el zapato y la bota de montar, utilizable tanto para el mal clima como para ocasiones formales de día.

LOAFER / MOCASÍN

Tiene origen en el calzado de los indios norteamericanos, de donde hereda su ligereza, flexibilidad y suela delgada. Él más tradicional es el Penny Loafer, que debe su nombre a la particular ornamentación en la tira de piel sobre la lengüeta, bajo la cual los jóvenes solían guardar una moneda para emergencias.

Share this post