4 POR 4 x Infinitamente Cool

MERCEDES BENZ CLASE G

PARA QUIEN DISPONE DE LOS RECURSOS SUFICIENTES PARA ELEGIR EL AUTO QUE QUIERA, EL REAL Y SUPREMO TODOTERRENO CLASE G DE MERCEDES BENZ, ES LA PIEZA MÁS ALTA A LA QUE SE PUEDE ASPIRAR EN EL EMPEDRADO CAMINO DE LAS 4X4.


Epítome de lo cool, puede que haya visto pasar por Santiago algún modelo antiguo y, con mucha suerte, alguno nuevo. Sin duda le habrá quedado dando vueltas en la retina. Su forma, a estas alturas icónica, a nadie deja indiferente, dado que es todo lo que no son las SUV actuales. Clásico (su diseño ha permanecido prácticamente inalterado desde 1979), súper robusto, alto y con líneas prácticas y rectas, su carrocería y ADN no tienen otro objetivo que ofrecer las máximas capacidades en cualquier terreno.

Alabar sus propiedades off-road sería una descripción mezquina, en cuanto se trata de un modelo capaz de hacer su propio camino y avanzar sin dificultades, gracias a sus soluciones técnicas de alto alcance. Obviamente no hay muchos; su elevado costo lo hace ser un bien cuya propiedad puede ser alcanzada por muy pocos.

SU HISTORIA

Clase G viene de la palabra alemana Gelandewagen, cuyo significado es vehículo cross country. En 1972 la marca decidió que necesitaban un auto todo terreno que fuera inigualable, entonces se aplicaron en desarrollar el G Wagen. Fue finalizado en 1979.

Sus orígenes se remontan a aplicaciones militares que le dotaron de características que ningún otro auto poseía y que lo ayudaron a llegar a donde muy pocos podían hacerlo, pero con el lujo, confort y seguridad que sólo la marca Mercedes Benz podía ofrecer. Incluso llegó a ser un célebre Papamóvil.

En 1990 apareció la Clase G propiamente tal, llegando al mercado norteamericano y catapultándose rápidamente como lo mejor en su especie. Es un vehículo con un look definitivamente práctico, donde la funcionalidad y la utilidad se hacen cargo del diseño y combinan a la perfección con un interior de altas prestaciones y materiales de calidad extraordinaria.

Share this post